Su relación ya no es un secreto; ‘Acacias 38’

QUÉ HA PASADO

• Bellita recibe la visita de su sobrino Ignacio.

• Llega al barrio Daniela, una encantadora muchacha.

• Marcos descubre que Felicia fue envenenada.

• Lolita se recupera.

Desde que supo que Felicia fue envenenada, Marcos se ha sumido en una tristeza que no comparte con nadie, ni con Soledad, de quien está cada vez más enamorado. La criada, que sigue tramando algo a sus espaldas, registra el despacho.

En esas está cuando la descubre Anabel, a quien convence de que no la delate. Al día siguiente, en un nuevo intento, encuentra el informe de la autopsia de la señora.

Bellita escucha embelesada a su sobrino, al que apenas conoce, cuando le cuenta que ha venido a la ciudad para concluir los estudios de Medicina. José, sin embargo, sospecha de él pues cree que la visita es interesada.

Liberto se da cuenta de que le ha desaparecido la correspondencia de Felipe y culpa a Genoveva. Esta se defiende y le grita que deje de verla como a una enemiga.

Boquiabierto se queda Antoñito al ser requerido para viajar al protectorado marroquí en una comisión parlamentaria, pero Lolita se opone al viaje. No imagina que se trata de una misión de importancia vital para el país, y ni la insistencia de su esposo y su suegro le hacen cambiar de opinión. Será Susana quien lo consiga.

Incapaz de olvidar a Felicia, Marcos contrata a Méndez, que ahora es detective, para que investigue su muerte. Y convence a Miguel de que siga llevando el caso de Camino cuando le comunica que quiere centrarse en la gestión del restaurante de sus abuelos.

Las hierbas naturales que Servando ha dado a Jacinto para aplacar su deseo por Indalecia provocan en el portero un sueño incontrolable. Aun así, la criada insiste en seducirlo y a punto está de lograrlo con una exquisita comida, pero la llegada inesperada de la tía Marcelina lo impide.

Anabel intenta recuperar a Miguel pidiéndole que al menos sean amigos, y él la rechaza aunque sigue enamorado. Daniela se da cuenta del dolor que le aflige y trata de consolarlo.

La chica no solo se muestra servicial con él, sino con Sabina, que no puede estar más satisfecha con su empleada ya que es tan buena camarera como cocinera. No imagina que no es trigo limpio pues realiza llamadas misteriosas a escondidas…

Después de pensarlo mucho, Marcos rechaza la oferta de Genoveva para hacer negocios juntos. Frustrada, recurre a Aurelio, que le explica cómo obligarlo a cambiar de idea: “El señor Bacigalupe fue mercenario de mi padre, seguro que no desea que eso salga a la luz”.

Al empresario le hace feliz la idea de perjudicar a su rival, pero más que está cerca de conseguir los favores de su hija gracias a la intervención de Natalia. Esta la invita a pasear para provocar un encuentro con su hermano.

Pese a darse cuenta de la jugada, Anabel acepta pasar la tarde con Aurelio pues empieza a pensar que no está involucrado, como le aseguró, en la muerte de quien fue su enamorado, Carlos Armijo.

Aunque lamenta la marcha de Antoñito, Lolita se despide de él deseándole suerte. A los pocos días, recibe un telegrama en el que le informa de que todo va bien. Sin embargo, se inquieta al conocer por Ramón los detalles de su misión.

Bellita presume de sobrino antes las vecinas y Casilda nota que a Alodia le gusta. José, por su parte, se resiste a que el muchacho se instale en casa y solo acepta si su mujer le cuenta qué ocurrió entre ella y su hermana Candelaria.

Anabel no cabe en su asombro cuando llega por sorpresa a casa y descubre a su padre y a Soledad haciendo el amor.

Fuente: Leer Artículo Completo