Sophia Loren vuelve con ‘La vida por delante’, una película de Netflix con aroma a Oscar

  • Sophia Loren vuelve a ponerse a las órdenes de su hijo Edoardo Ponti en su tercer proyecto juntos.
  • La vida por delante llega a Netflix el viernes 13 de noviembre y para muchos la interpretación de la diva italiana ‘huele’ a Oscar.

    Han pasado diez años desde la última vez que Sophia Loren se puso delante de las cámaras; fue en la miniserie Mi casa está llena de espejos, autobiografía de su hermana Maria Scicolone, donde interpretó a su madre y a sí misma. Y ahora, la primera actriz que ganó un Oscar en un papel de habla no inglesa por Dos mujeres (1961), reaparece a los 86 años con La vida por delante, adaptación de la novela del francés Romain Gary, que dirige su hijo, Edoardo Ponti. Será el viernes 13 de noviembre, en Netflix.

    Una mujer ‘auténtica’

    La diva italiana interpreta a Madame Rosa, una superviviente del holocausto afincada en Bari, en la costa italiana, que acoge a los hijos inmigrantes de las prostitutas de la zona, y cuya vida se ve alterada con la llegada de un niño senegalés, Momo (Ibrahima Gueye), de 12 años. “Vamos a descubrir a una Sophia familiar, con su autenticidad de siempre, pero marcada por su experiencia vital”, asegura Ponti.

    Para la actriz, su madre ha sido una gran inspiración: “Esta anciana marcada por las huellas de la Segunda Guerra Mundial tiene su misma fragilidad y emociones. Siempre he intentado ser como ella”. Una interpretación conmovedora que para algunos ‘huele’ a Oscar, y si eso se produce sería la más veterana en recibirlo.

    La vida por delante incluye en el reparto a la española Abril Zamora, en el papel de Lola, una prostituta y amiga de Madame Rosa, y a Renato Carpentieri como el doctor Coen.

    Edoardo es su misma ‘alma’

    La actriz italiana ya fue dirigida por su hijo en otras dos ocasiones: en 2002 con Between Stranger, su anterior películas, y en el corto Voce humana, de 2014. “Me encanta trabajar con él. Quiero hacerlo siempre: tenemos un alma en común”, asegura Sophia Loren.

    El director nos cuenta que todo el equipo convivió durante los dos meses de rodaje:
    “Era muy importante humanizar a mi madre para que Ibrahima Gueye, Momo, no viera al icono sino a la persona. Y se conocieron en un nivel puramente emocional”
    .

    Trabajar con un mito

    En cuanto a la experiencia de compartir trabajo con una estrella del cine, confiesa que “la he visto como una rosa, de verdad. Llegaba la primera al rodaje y se iba la última. Y yo he pasado por fases distintas y muy contradictorias. Había momentos en los que me sentía muy insegura sólo de pensar que al día siguiente iba a rodar con Sofía Loren y otras pensaba: no deja de ser una actriz, como yo, y voy a hacer mi trabajo lo mejor que pueda”. A pesar de ello, “en el fondo temía que ese monstruo escénico que tenía delante me comiera el terreno con su mirada, con sus ojos, con su glamour… Pero ella es lo contrario, una señora muy campechana que me lo puso todo muy fácil. Sofía no es una diva conmigo, ni con el equipo y ni siquiera con los figurantes del pequeño pueblo pesquero en donde se desarrolla la historia. Pero saber que es un pedazo de actriz me exigió que pusiera toda la carne en el asador para no sentirme muy pequeña a su lado”.

    Abril, guionista de series como Élite y Señoras del h(AMPA), tiene pendiente de estreno en Netflix la serie El desorden que dejas, la ficción protagonizada por Inma Cuesta y Bárbara Lennie que llega a la plataforma el próximo 11 de diciembre.


    Fuente: Leer Artículo Completo