‘Parot’: entre la justicia y la ley en la serie de estreno de Amazon

  • Adriana Ugarteencarna a una investigadora que busca al asesino de criminales excarcelados en ‘Parot’, en el estreno de Amazon Prime Video.
  • 10 series cortas recomendadas de Amazon Prime Video.

    La anulación de la doctrina judicial Parot, por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en 2013, deja libres a un centenar de presos asesinos y terroristas antes de cumplir condena. “Este hecho histórico, que generó gran debate social, da pie a este thriller novedoso, sustentado en el drama de unos personajes, huérfanos emocionales”, asegura Adriana Ugarte, hija de magistrado y abogada en la vida real.

    Madre controladora

    Los excarcelados van apareciendo asesinados de la misma forma en que lo fueron sus víctimas y con el cartel “Sentencia cumplida”. La inspectora Isabel Mora se encargará de atrapar al escurridizo justiciero con Jorge Nieto (Javier Albalá), que asume remiso el caso al tener que proteger a criminales. Choca con su colega, para quien “La ley es la ley, para lo bueno y para la malo“.

    En paralelo a la investigación y más relevante, el drama de la agente, que se desgrana en flashback, a lo largo de los capítulos. “Isabel fue violada hace 16 años, fue madre, y ahora el autor sale a la calle. No puede ni quiere enfrentarse a su trauma, su vía de escape es su compromiso con la justicia”.

    Muestra dos caras, la policía obsesiva y autosuficiente, también ante su familia –una madre psiquiatra (Blanca Portillo), y una hija (Nicole Wallace) a la que sobreprotege–, y la mujer con graves crisis de ansiedad que vive en soledad.

    Y el culpable es su violador, el aristócrata Julián López de Haro: “La derogación de la doctrina Parot es su salvación y, para él, lo justo. Ejecutará el plan contra ella que ha maquinando en prisión. Y como es muy inteligente, será una venganza precisa y macabra”, explica Iván Massagué.

    VER SERIE

    Un psicópata

    La implacable estrategia del psicópata funciona. El espectador la conoce pera ella no. “Isabel vivirá situaciones desconcertantes y terribles que no se explica. Hasta que con tiempo y poniendo todos los medios posibles, empezará a encontrar la luz”, avanza la actriz.

    Su angustia va paralela a la que siente el espectador con Haro. “Hablé con una criminóloga y psicólogos sobre el perfil del psicópata; fríos, ven a las personas como cosas, y tienen un objetivo claro. Violar es su droga. De los excarcelados en el 2013, fueron los primeros en reincidir”, dice Iván.

    Mi obsesión era no hacer un malo al uso, y que cuando apareciera te apeteciera verlo; es malo y odioso pero al mismo tiempo puede caer bien”, añade el actor, que cambia su timbre de voz para clavar al monstruo.

    El otro hombre en la vida de Isabel es Nieto, policía de acción, soltero y con vida desastrada. “Comparten un pasado doloroso que a él le hizo más hermético, pero al ver lo que ahora le ocurre a ella, tratará de ayudarla y protegerla, aunque ella rechaza esa protección”, avanza Javier Albalá.

    Secuencias de acción

    Adriana preparó a fondo su personaje: “Me documenté con entrevistas a mujeres violadas, y hablé con terapeutas. Algunas víctimas ocultan su dolor, tratando de que desaparezca, pero lo somatizan física y emocionalmente. También con policías sobre su día a día, las dinámicas en comisaría, sus dejes y el manejo de la pistola, de la placa…

    Los tres fueron la primera opción, sin pasar cásting, de Pilar Nadal (Águila Roja),creadora de la serie. “Ensayamos un mes juntos. Lo que traía trabajado Adriana fue revelador. Me ayudó su intensidad y lo enchufada que estaba todo el rato. Fue muy rico improvisar con ella mientras descubríamos los personajes”, recuerda Javier.

    Tienen muchas secuencias de acción. “Yo estaba en forma pero tuve que ponerme más y cuidar la alimentación y el descanso”. Ella añade: “Las caídas, persecuciones, y placajes me divierten, pero llegué a perder dos kilos, que para mi físico es mucho”. Su energía contrasta con la calma de Haro, en su chalet de lujo, y maquinando su venganza. “Me costó dos semanas pillar al personaje, siempre solo. Tenía que poner todo en una mirada, en su caminar…”, confiesa Iván.

    La secuencia más dura e impactante también para los técnicos, fue la violación. Vivirla en las propias carnes es un ejercicio de empatía con las víctimas –dice Adriana–. Creo que Iván es de los que más sufrió al tener que interpretarla. Un compañero generoso, entregado y talentoso”.

    Después, en TVE

    Gustavo Ron (Velvet colección) y Rafael Montesinos (La Caza. Monteperdido) dirigen los 10 capítulos que luego irán a TVE, y en cuyo reparto están Patricia Vico, Antonio Dechent, Michel Brown, Nacho Fresneda, Juan Gea, Juan Pablo Shuk y Daniel Retuerta.

    Acabé extenuada psicológicamente, pues en el rodaje seguía documentándome, y buscando música para la playlist creada por el director según la vibra de cada personaje”, recuerda la intérprete, que finalizó la serie en diciembre y la enlazó con otro thriller, Lobo feroz.

    Para este filme se cortó el pelo a lo garçón, que mantendrá en lo próximo para Atresmedia, Madre. “Es la adaptación de una serie japonesa. Mi personaje, una ornitóloga, me ha atrapado”, concluye la actriz.


    Fuente: Leer Artículo Completo