“No vuelvas a mi casa”; ‘Mujer’

QUÉ HA PASADO

• Bahar y Sarp se reencuentran.

• Sirin chantajea a Piril.

Preocupado, Enver va a buscar a Yusuf para saber si está con su hijo y como su respuesta es negativa, el anciano quiere llamar a la policía. Ceyda no tarda en bajar a la calle para ver qué sucede. “Han tenido que secuestrarlo”, sentencia. Además, acusa a los nuevos inquilinos de la vivienda de encima de la tienda de ser los responsables.

En ese momento, llega Peyami y se ofrece a reunir a un grupo de hombres armados para entrar al piso. Ya allí, registran todo pero no hay ni rastro de Arif. “Nos han pillado, jefe. No podemos seguir aquí”, informa Cevat a Hazim nada más quedarse a solas. Horas después, el hijo de Yusuf, ensangrentado y lleno de golpes, es abandonado en mitad de un bosque. Por suerte, el hombre logra reunir fuerzas para caminar hasta una carretera cercana y, al amanecer, un camionero que pasa por allí lo auxilia. Una vez en el barrio, Bahar es la primera en verlo pues está en la ventana.

Sarp desenmascara a Sirin frente a Enver

En su primer día de trabajo, Ceyda consigue ganarse el cariño de Bora. Cuando Jale llega, ve en el bolso de su empleada un peluche y, furiosa, lo coge y lo deja de nuevo en la cesta de juguetes de su hijo. “No vuelvas más, no puedes trabajar aquí. ¿No te da vergüenza llevarte algo sin preguntar?”, acusa a Ceyda.

Sarp regresa a la casa del matrimonio Sarikadi y es Sirin quien abre la puerta. Asustada, trata de impedirle la entrada a gritos y Enver y Hatice salen a ver qué pasa. “Bahar y los niños son muy pobres. Les suplico que le lleven esto”, dice mientras saca un sobre con dinero. Además, desenmascara a Sirin: “¿Saben que no hubieras donado médula si no me hubiera dejado hacer esas asquerosas fotos? ¿Y que lo hiciste para que no pudiera volver con Bahar?”. Como Enver no puede soportar lo que oye, se retira a su habitación y Hatice aprovecha para coger el dinero.

Bora se extraña al ver a Tombo entre sus juguetes. “Ceyda se lo tenía que llevar a Doruk y lo metí en su bolso”, explica a Jale y esta se da cuenta de que ha cometido un error. Bahar, por su parte, no sabe qué contestar a las preguntas que le hacen sus hijos sobre Sarp y trata de conseguir su número. “Quizás Sirin lo sepa. Fue él quien la llevó al hospital para que te donara médula”, revela Yeliz. Totalmente desquiciada, Bahar sale de casa.

Fuente: Leer Artículo Completo