Los Gemeliers se derrumban tras tener que tomar una dura decisión

  • Todas las noticias de ‘Secret Story’.
  • Todos los nominados y expulsados de ‘Secret Story’
  • Todos los secretos de los concursantes que ya conocemos

    Los Gemeliers han vivido uno de sus momentos más duros dentro de ‘Secret Story’. Los concursantes han tenido que tomar una difícil decisión durante la gala, y es que tenían que elegir a qué familiar querían ver. Por un lado, podían escoger a la novia de Dani y por otro a su madre. Una complicada situación para el cantante, ya que Dani ha estado toda esta semana muy mal pensando en su chica. El artista se ha derrumbado como nunca antes dentro de la casa al confesar que no sabía cómo estaría su chica y si le estaría esperando.

    «Ella siempre ha estado alejada de todo esto y no sé cómo estará ahora», ha reconocido explicando que estaba muy preocupado por ella tras haber desvelado su identidad durante la llamada que le hizo en la casa de los secretos. Ahora, tenía la oportunidad de verla para quitarse las dudas, aunque eso suponía que ni él ni su hermano podrían ver a su madre.

    Al verse incapaz de tomar la decisión, le ha pedido a Jesús que sea él la persona que elija qué hacer. «Elijo ver a su novia, lo siento mucho mamá pero sé que lo necesita», reconocía el cantante que no ha podido evitar derrumbarse al ver cómo su hermano se reencontraba con su chica y él perdía la oportunidad de poder abrazar a su progenitora.

    Sin embargo, lo que ellos no se esperaban es que al final podrían ver a las dos. Cuando parecía que ya no había marcha atrás, el cristal de al lado se ha iluminado apareciendo su madre allí. Una situación que ha provocado que ambos se lancen corriendo a sus brazos, eso sí, separados siempre por un cristal debido a las medidas sanitarias impuestas por el coronavirus.

    «Anda que ya os vale», le ha indicado la madre a ambos echándole en cara que no le hubiesen escogido a ella. Tras esto, ha aprovechado para confesarles que está muy orgullosa de cómo se están comportando. Un bonito reencuentro que, por suerte, ha podido acabar bien para ambos.

    Fuente: Leer Artículo Completo