“Ha llegado tu hora”; ‘Acacias 38’

QUÉ HA PASADO

• Genoveva trata de quitarse la vida con unas pastillas.

• Maruxiña regresa de viaje.

• Valeria quiere marcharse del barrio cuando pueda.

• Liberto pretende comprar el invento de su cuñada.

Rodrigo cita a Aurelio en los laboratorios que ha inaugurado para, supuestamente, enseñarle los últimos avances en los compuesto químicos que está creando. No obstante, cuando Quesada acude al lugar, el joven científico le propina un fuerte golpe por el que cae inconsciente. Después, lo deja maniatado a uno de los muebles que ocupan la estancia.

Horas más tarde, el criollo se despierta algo dolorido y sin entender qué sucede. Por desgracia para él, su secuestrador se lo explica al instante.

“Ha llegado tu hora. Destrozaste la vida de muchas personas, incluida la mía, y no dejaré que vuelvas a hacerlo con nadie más. Eres un malnacido”, dice mientras deja que el gas tóxico inunde toda la habitación y cree una atmósfera irrespirable, que Aurelio muera a los pocos minutos.

Posteriormente, Rodrigo llega a Acacias y conversa con su esposa. “Sé que ya no me amas y quiero que seas feliz con quien desees”, afirma él. Ambos se abrazan por última vez y se desean suerte.

Por otra parte, Hortensia se encuentra con Pascual en la arrocería de Inma. Los dos comienzan a hablar efusivamente y, a diferencia de otras ocasiones en las que terminan discutiendo, acaban besándose. La respetable mujer pide a Sacristán que no cuente lo que ha sucedido, pues no quiere estar en boca de sus amistades. Sin embargo, no puede evitar la tentación de verlo nuevamente y la pareja se cita clandestinamente.

La extraña actitud de la mujer no pasa desapercibida para Rosina, que sospecha que su hermana está ocultándole algo y comparte sus dudas con su querido Liberto.

A su vez, Ramón no está orgulloso de haber secuestrado a David como pago por la ayuda que le ofreció Aurelio y le permite irse. El joven se reencuentra con Valeria y ambos planean su futuro juntos.

Al enterarse de lo que ha hecho su suegro, Lolita sufre una crisis nerviosa ya que jamás pensó que caería tan bajo para seguir adelante en su lucha contra los anarquistas. La mantequera debe de ser atendida por un médico en el hospital. Viendo el estado en el que se halla su nuera, Palacios comunica a Fidel que nocontinuará con el operativo y pide al policía que él haga lo mismo: “No somos quien para impartir justicia de esta forma, que Dios lohaga”. Pero este tiene sus reservas.

Azucena está muy ilusionada con su prueba para incorporase al cuerpo de baile del Teatro Real. La audición va de maravilla, hasta que al final de la danza sufre un pequeño traspiés y termina cayendo.

Los jueces son implacables con ella y le exigen que se retire del escenario. La bailarina regresa a su hogar totalmente abatida.

Guillermo, al verla así, le sugiere que ponga una reclamación y pida una segunda oportunidad. Siguiendo los consejos de su novio, la chica se prepara un nuevo examen. “Ahora nadie me parará, voy a dar un gran espectáculo”, se dice a sí misma a la par que empieza a ensayar.

En su casa, Felipe descubre desconcertado que ha sido el objeto de estudio científico de la tesis de Dori. El licenciado, sintiéndose engañado, empieza a dudar de si los sentimientos que la enfermera dice tener por él son ciertos.

La mujer intenta explicarse, pero el abogado no atiende a razones y le ruega que lo deje solo. Además, Maruxiña pilla a Ignacio con su amante sin que él se de cuenta. Paralelamente, Alodia prepara la mudanza del piso de Bellita y Genoveva pierde el hijo que estaba esperando.

Fuente: Leer Artículo Completo