‘El instante más oscuro’: Churchill de Oscar para Gary Oldman

Mayo de 1940. Winston Churchill (Gary Oldman) se convierte en primer ministro británico en un momento realmente crucial de la Segunda Guerra Mundial, pues los nazis avanzan imparables conquistando prácticamente la totalidad del continente europeo y amenazando con una invasión a Inglaterra. Churchill deberá entonces explorar la posibilidad de un tratado de paz con Alemania, o ser fiel a sus ideales y luchar por la liberación de Europa.

Es una película británica de 2017 de género dramático y bélico dirigida por Joe Wright, escrita por Anthony McCarten y protagonizada por Gary Oldman en el papel de Winston Churchill. El filme narra los primeros días de Churchill como primer ministro, en el marco del avance de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial.

Gary Oldman ha sido elogiado por su interpretación de Churchill, incluso algunos críticos la han calificado como una de las mejores de su carrera. Por este papel, ganó el premio Óscar al mejor actor , el Globo de Oro y el premio del Sindicato de Actores.Por otra parte, el filme recibió seis nominaciones a los 90.ª premios Óscar, de los que llevó Mejor Maquillaje y el antes mencionado.

Parar a Hitler

La película se desarrolla en plena Segunda Guerra Mundial, entre el 8 de mayo y el 4 de junio de 1940, y está enmarcada por dos acontecimientos efectuados en la Cámara de los Comunes de Inglaterra: el «Norway Debate» —«Debate Noruego»— y el discurso de Churchill «We Shall Fight Them On The Beaches» —«Lucharemos en las playas»—.​

La historia inicia con la dimisión de Neville Chamberlain (Ronald Pickup) como primer ministro del Reino Unido, y el nombramiento de Winston Churchill (Gary Oldman) como su sucesor.​ Por su parte, la Alemania nazi, después de conquistar buena parte de Europa, amenaza con invadir Gran Bretaña.

La acción principal ocurre durante la crisis del Gabinete de Guerra, al mismo tiempo que se organiza la Operación Dinamo, el rescate de los soldados atrapados en Dunkerque. Inicialmente Churchill se enfrenta al escepticismo del rey Jorge VI (Ben Mendelsohn), Lord Halifax (Stephen Dillane) y su propio partido. En buena parte del filme, la historia se presenta a través del punto de vista de su esposa, Clementine (Kristin Scott Thomas), y su secretaria personal, Elizabeth Layton (Lily James).

​ Hacia el final, Churchill mejora su tensa relación con el rey y decide declarar que su país no se rendirá después de que en un breve encuentro en un vagón del Metro, un grupo de civiles le insiste que Reino Unido debe enfrentarse al fascismo.

Fuente: Leer Artículo Completo