El hijo y el jefe; ‘Mercado Central’

QUÉ HA PASADO

• Ágata llega al barrio y Elías se queda prendado de ella.

• Jesús decide jubilarse.

• Nacho sale del coma.

Nacho se presenta de imprevisto en el mercado y los comerciantes respiran aliviados al ver que no recuerda nada del accidente y da por buena la versión de que se resbaló y cayó.

En cambio, David tiene un amago de ataque de ansiedad y Celia, preocupada, decide no separarse de su lado y escribir su novela en la droguería. “Estoy harto de que me sobreprotejas”, recrimina el joven a su madre.

Finalmente Jesús designa a su sucesor en la empresa familiar: “Será Germán”. Elías no lo encaja bien, pero decidido a ser un hombre de éxito frente a Ágata, termina aceptando la oferta de trabajo que le hace su hijo.

Ajena a esto, la mujer pone fin a su relación con Julián, con quien comparte un oscuro secreto del pasado, y facilita a un prestamista al que el hombre debe dinero donde puede localizarlo.

Animada por Paolo y Adela, Cristina se postula como candidata a presidir la Asociación de Comerciantes. Carmen, al enterarse, se muestra molesta y le declara la guerra.

Germán plantea la idea de vender fruta ecológica y Elías critica la medida. Jesús media y lo hace a favor de su nieto: “Ahora es él quien manda”.

Decidida a tener una nueva vida lejos de Nacho, Rosa inicia los trámites de divorcio. Alberto, que ha dado trabajo en la cervecería a Quique, un chico con problemas, se convierte en su principal apoyo.

Jorge acepta encargarse del bar y su primera medida es quitar el menú del día para indignación de Nicolás y Carmen. Elías y Lorena tampoco ven claros los cambios.

Lejos de allí, Adela propicia que Celia conozca a la escritora Helena Monteagudo. Cuando esta le pide un relato para un suplemento, la dueña de la droguería duda acerca de su capacidad, pero David la convence para escribirlo.

Julián, por su parte, chantajea a Ágata con denunciarla por el asesinato de su marido: “Quiero diez mil euros”.

Elías se ofrece para ayudar a Germán a negociar, pero él rechaza su ayuda. Tras fracasar, Adela le aconseja que confíe en su padre y este consigue un buen trato con el proveedor de frutas ecológicas.

Fuente: Leer Artículo Completo