Según Lefties, Bershka y Stradivarius estas 3 tendencias NO estarán de moda en primavera

Morir de éxito es una condición autoasumida de las tendencias. Son estrellas fugaces que se iluminan tan rápido como se desvanecen, y del mismo modo que somos las primeras en adoptarlas, también lo somos en detectar que ha llegado la hora de despedirlas. O, como mínimo, de dejarlas descansar por un tiempo prudencial. Hoy, enganchadas como estamos a las mangas abullonadas y a los vaqueros Slouchy, vemos su desaparición como un hecho imposible, pero llegará, amiga, llegará… Hasta entonces, vamos a decir adiós a estas tres tendencias de la pasada temporada que ya no tienen cabida en nuestro armario.

1. Las americanas de cuadros Príncipe de Gales. 

Estaremos eternamente agradecidas por el servicio que nos prestaron este otoño. Sin embargo, la llegada de la primavera anuncia una nueva tendencia para nuestras blazers: el estampado de lunares. Si primero se incorporó a los vestidos, ahora Bershka nos deja claro que será en nuestras chaquetas donde este print resulte más sorprendente. ¿La ventaja frente al de cuadros? Sin duda, que resulta menos serio, y aunque es igualmente elegante, lo percibimos como una opción mucho más apetecible para la llegada del buen tiempo. 

© Cortesía de Bershka

Americana de lunares de Bershka. COMPRAR

2. Los tejidos iridiscentes estilo "Euphoria". 

Nuestra etapa unicornio se va suavizando, y aunque jamás diremos que no a un acabado glitter ni a unas lentejuelas, las prendas para salir de fiesta en primavera adquirirán otro matiz. Más orgánico, igualmente colorido, pero enfocado a los estampados florales. Aquellos toques iridiscentes y metalizados, se suavizan y buscan una manera más sutil de entender el cromatismo. Es evidente que todas aquellas que sintieron que era demasiado, estarán muy felices con sus vestido florales, como este de Stradivarius

© Cortesía de Stradivarius

Vestido de flores de Stradivarius. COMPRAR

3. Los vestidos formales. 

Parece que esta primavera no pensamos ir a la oficina con el típico vestido negro de silueta tubo. Los diseños naíf, campestres, bucólicos y bohemios, dan paso a un mundo de formas despegadas del cuerpo, casi como túnicas, cuajadas de volantes y estampados coloristas. Digamos que seremos un poco menos Victoria Beckham y un poco más más Florence Welch. Indudablemente, si hay una época del año para ponerse hippie, es la primavera, y cuando combinemos estos vestidos con nuestras sandalias planas de pala, el conjunto será perfecto. 

© Cortesía de Lefties

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo