Pla, la marca ética con sello balear confeccionada en Bangladesh y Guatemala

“Lo ético debería ser intrínseco a la moda”. Es la manera que tiene Irene Peukes de entender la industria de la moda y por eso, después de trabajar en grandes empresas como Camper, decidió dejarlo todo y crear su propia firma: Pla.

Irene partió de la idea de que las prendas que compramos, los productos que consumimos deberían ser hechos siempre con ética para las personas y para la tierra que nos proporciona los materiales para hacerlos. Por eso surgió de manera casi natural este proyecto en el que lo mallorquín se une a Bangladesh o Guatemala, dos puntos muy alejados entre sí y de las propias Islas Baleares, al menos, aparentemente. Tal y como nos explica Irene, Pla está inspirada y gestada en Mallorca, en una zona rural, “el diseño transmite por lo tanto lo rural, lo sencillo y el nuevo lujo. La textura, el tipo de tejido que usamos hecho a mano con un hilo, aunque de algodón un poco grueso, recuerdan a las telas tradicionales de Mallorca, pero existe una conexión universal con otras culturas porque la humanidad siempre ha tejido, trenzado y cosido, las diferencias las ha determinado cada cultura, el clima…”

Irene Peukes es de naturaleza curiosa, receptiva y aventurera. Asegura ser una apasionada de otras culturas, algo que nos dice lleva en la sangre por ser hija de un matrimonio bicultural. También siente debilidad por lo sencillo, las personas, la artesanía y la belleza. Inquietudes que terminaron de configurar Pla como una manera de apoyar la artesanía y reforzar el valor de las personas que lo hacen posible.

Los zapatos y una pequeña colección textil son por ahora las piezas que se engloban dentro de su marca. Son diseños confeccionados con materiales naturales en Bangladesh (los zapatos) y en Guatemala (la ropa) y que se termina de rematar en Mallorca, un largo proceso que implica a muchas personas: “Los zapatos y prendas de Pla son piezas aparentemente sencillas, fabricadas con pocos materiales, en procesos simples – sin maquinaria – pero la verdad que es sólo apariencia, ya que es complejo. Trabajamos con muchas personas y esto se refleja en los acabados. Hay que retocar y acabar cada pieza antes de ponerla a la venta, la mayoría de las artesanas trabajan de maravilla y las que son menos precisas van mejorando cada día. El artesano zapatero con el que trabajamos aquí en la isla es de 10, llevamos muchos años trabajando juntos y se nota. En realidad, el proceso es como un puzle en el que poco a poco todas las piezas encajan”.

Irene Peukes se inspira en las personas y lo que crean con sus manos, con su saber hacer, sus tradiciones, los colores… Pero, si hay algo que realmente le emociona, son los materiales naturales, algo que lleva al límite y por lo que prefiere crear todo su producto desde cero, “en el caso de nuestra colección textil fabricamos el tejido, y en nuestros zapatos las trenzas de yute”, nos explica.

La fundadora de Pla no diseña pensando en las modas, sino en crear las cosas a largo plazo, aunque reconoce que actualmente forman parte de la tendencia, “hasta hace poco tiempo, la ropa ética se asociaba a prendas menos bonitas, pero esto ha cambiado y las marcas actualmente están muy preocupadas por lo sostenible y lo social”, reflexiona.

Pla está presente en prácticamente todo el mundo, con puntos de venta en Japón, Estados Unidos, Israel o ciudades europeas como Amsterdam o Londres, algo que según nos explica Irene, tiene mucho que ver con el turismo de Mallorca y con su participación en ferias internacionales. “Tenemos la suerte que a Mallorca llega gente de todo el mundo, también funciona el ‘boca-boca’ y la aparición en medios que se hacen eco de Pla y su filosofía. El haber participado en ferias internacionales prestigiosas supone una buena forma de dar a conocer la marca en otros mercados. Por ejemplo, participé por primera vez en una en Berlín que hizo que me invitaran a otra que se celebraba en Nueva York. Fue un buen salto y supuso un efecto dominó”.

Irene lleva ya tiempo dándole vueltas a la idea de incorporar dos nuevos materiales como el cáñamo y la lana, “Me encantaría seguir uniendo tradición y técnicas de Mallorca u otra región de España con las de otros países como Brasil o África. Hay que buscar los artesanos, las técnicas y ver el desarrollo. De momento está fluyendo y llegará el momento de la conexión”.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo