Pilar Rubio: En casa tengo una máquina de coser que era de mi abuela. La he usado muchísimo

Pilar Rubio es una mujer todoterreno. Colaboradora de televisión, madre de cuatro niños, una deportista nata y además diseñadora y amante de la moda. “Mi madre era modista y yo he crecido rodeada de telas y máquinas de coser”, cuenta la presentadora a Vanity Fair días antes de la presentación de su segunda colección de trajes de baño para la firma española Selmark. En este nuevo proyecto, Pilar se ha implicado al máximo desde el inicio del proceso creativo (“Lo hemos hecho todo por videollamada porque empezamos a trabajar en él justo antes del confinamiento”, nos dice) y los cinco modelos (tres trajes de baño y dos bikinis) reflejan su personalidad poderosa y su energía inagotable. Charlamos con ella poco después de dar a conocer que ha dado positivo en coronavirus, pero a pesar de ese momento, no duda en seguir adelante con la entrevista y con sus planes de trabajo. Pilar nos habla de moda, diseño y familia, tres de sus grandes pasiones, aunque reconoce sin dudar que el mejor proyecto de su vida son sus cuatro hijos, Sergio, Marco, Alejandro y Máximo Adriano.

Esta es la segunda colección que haces para Selmark, ¿qué vamos a encontrarnos?Es una gran noticia. Después del éxito que tuvo la primera colección, quisieron hacer otra y creo que hacemos un gran equipo y nos entendemos muy bien. Tenemos la misma idea de lo que es un traje de baño, qué mensaje queremos dar a las mujeres… y creo que es un concepto tan distinto a todo lo que estamos acostumbrados. Esa primera colección se diferenció tanto del resto porque buscábamos que la mujer sintiera que el traje de baño es su aliado. Cuando me lo ofrecieron, me dijeron que querían que diseñase trajes de baño y yo dije: “Buah, trajes de baño, lo más difícil que hay”.

¿Cómo haces tú para encontrar el traje de baño perfecto?
Yo soy muy perfeccionista y me puedo pasar días y días buscando un traje de baño que me siente bien y con el que esté cómoda hasta que encuentro el que me gusta. Y creo que al resto de mujeres también les pasa. Cuando te pones uno tienes que estar muy segura de que te queda bien porque muestras una parte de ti que el resto del año no enseñas. Por eso el claim que usamos es perfecto: Te sienta bien, te sientes mejor. Es el mensaje que queremos lanzar porque si ese bañador te sienta bien, ganas seguridad, vas a estar más a gusto, te vas a sentir más guapa y todo eso son puntos que suman.

¿Cuál es la clave de esta segunda colección? ¿Cómo ha sido el proceso creativo antes de lanzarla al mercado?
Lo importante o la clave de estas dos colecciones es encontrar que las formas fueran perfectas, que sentasen bien a todas las mujeres y que resalten la belleza de la mujer. A eso le hemos dedicado mucho tiempo, lo llamamos ingeniería interior porque hemos creado unos diseños que favorecen todas las curvas, potenciamos las partes bonitas y disimulamos otras que no nos gustan tanto. Llevamos desde enero de 2020 trabajando en esta segunda colección. Lo hemos hecho telemáticamente, no he podido ir a Vigo que es donde está Selmark, pero por videollamada nos hemos entendido, visto los tejidos, colores y hemos dado con cinco modelos que son perfectos, no tienen ni un pero. Si la primera colección me encantó, esta me vuelve loca.

¿En qué te has inspirado esta temporada?
Me he inspirado en mujeres poderosas, que para mí trasladan esa magia que tenemos todas y ese empoderamiento que parece que hoy está muy de moda pero que creo que tenemos que llevar por bandera siempre. Que estos diseños nos hagan sentir así: bellas y poderosas a partes iguales.

“Las mujeres podemos tener un punto salvaje y glamuroso”

La campaña cuenta además con unas fotos espectaculares, ¡una de ellas muy salvaje en la que posas con una serpiente!
¡No solo van a estar los hombres en la selva! (Risas) Las mujeres también podemos tener un punto salvaje y glamuroso. Ese modelo, Mamba, es precioso, va atrás cogido al cuello con una lazada y hace que sea un cuerpo perfecto para llevarlo una noche de verano, por ejemplo. Puedes estar en la selva, en la playa, rodeada de naturaleza o en plena urbe, lo importante es que nos sintamos bien.

Tú no solo eres el rostro de esta colección sino que te has implicado al máximo en todo el proceso creativo y productivo…
Claro. Yo no soy solo la imagen, he participado activamente en todo el proceso de diseño. Siempre que es algo que lleva tu nombre y que tu imagen está detrás, para mí es importante que esté bien cuidado. Cualquier producto del que yo soy imagen tiene que ser algo que yo haya testado y que esté segura de que va conmigo. Esto es como si fuera otro hijo más para mí (risas). Lo he creado yo y por eso lo he cuidado hasta el más mínimo detalle. También hay un trabajo de campo muy fuerte. ¡He preguntado a todas mis amigas! Les he preguntado qué es lo que a ellas les gusta, qué quieren esconder, qué les gusta realzar con un bikini… Todo eso está ahí porque cada una tenemos nuestras ‘manías’.

Además, los cinco modelos también pueden usarse para salir y no solo para ir a la playa o la piscina, ¿verdad?
Quería que fueran además súper útiles para poder utilizarlos también para salir a la calle. Ya lo hicimos con la otra colección. Yo quería hacer piezas tan bonitas que te las quieras poner todo el rato. De hecho muchos de los modelos de la primera colección se agotaron alas primeras horas de salir. Ahora con esta segunda colección le he querido dar un punto más de sofisticación. Cada modelo me lo he imaginado en un lugar distinto. Son tan versátiles que no solo sirven para bañarte, te los puedes poner para ir a tomar algo al chiringuito o a un beach club, para salir una tarde por Madrid… Lógicamente acompañados por una falda, un pantalón, una americana… Pero vamos que la que sea valiente y lo quiera sacar tal cual, ¡yo la aplaudo! (risas).

¿Cuál sería la mejor manera de combinarlos?
Si estuviera en Madrid, cogería el traje de baño rojo, el modelo Diamond, y me lo pondría con una blazer y un short. Me gustaría un total look en rojo. Puedes ponerte un bikini, la parte de arriba, con una falda vaporosa para ir al beach club. Para ir en barco, puedes combinarlo con un caftán. Y me encanta el modelo Dream que es un poco psicodélico e hindú, y ese con unas gafas de colores colgadas, quedaría genial.

https://www.instagram.com/p/COqJy_bIUmM/

A post shared by Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial)

“Coser es mi forma de evadirme del mundo”

¿De dónde te viene esta pasión por el diseño y la costura?
Mi madre es modista y yo me he pasado rodeada de telas y de máquinas de coser toda mi vida viendo a mi madre cómo arreglaba vestidos de Comunión, trajes, cómo me hacía a mí faldas, vestidos… Y poco a poco yo iba trasteando, cogía las máquinas de coser viejas que había por casa, le pedía a ella patrones y me iba haciendo mis faldas, mis vestidos. siempre me ha gustado. Es una forma de evadirme del mundo, me da paz. Es como una terapia. Es mi hobbie favorito, aunque ahora no tengo tanto tiempo como antes de ser madre. Pero antes, cuando tenía un rato de ocio, lo dedicaba normalmente a coser. En casa tengo una máquina de coser antigua, que tiene más de cien años, de las que hay que darle con el pie, que era de mi abuela. La he usado muchísimo porque era tan dura que era la única con la que podía coser tela vaquera sin que se me rompiera. Ahora tengo otra más moderna, pero esa la tengo como una reliquia y además es un mueble perfecto porque cerrada queda como una mesita.

¿Sigues haciéndote tú alguna prenda o al menos customizas algunas de las que ya tienes?
Sí, sí. ¡Customizo de todo! Igual cojo la tijera, la lejía… todo lo que encuentro por ahí y le doy mucha utilidad. ¡No te imaginas! De repente la cabeza me va a mil y empiezo a imaginarme cosas. Pero mi fuente de inspiración principal son los grupos de heavy metal de los años 80 así que cada vez que veo artículos de esa época o leo libros de esa escena de hard rock, intento hacerme vestidos o trajes que estén inspirados en esos artistas, que son mis ídolos.

¿Te gustaría lanzar otra vez tu propia marca como hiciste hace años con las camisetas roqueras?
Siendo como soy yo, que me implico al máximo, ahora es imposible, pero nunca se sabe. De momento mi proyecto más importante son mis hijos y a partir de ahí intento gestionar todo lo demás.

https://www.instagram.com/p/CONjOIVDKrI/

A post shared by Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial)

“Tengo la casa llena de cuadros de mis hijos”

¿Ves ya a alguno de los peques con dotes para la creatividad como tú?
La verdad es que les encanta pintar y siempre están trayéndonos cuadros. ¡No voy a tener paredes para poner todos los cuadros que me hacen mis hijos! Cada día vienen con uno y encima son supertiernos con frases tipo “Te quiero, mamá”, y entonces no puedo tirar ni uno (risas). Pero al que veo más interesado de todos, más minucioso y detallista, es a Alejandro, el tercero. Cada vez que yo estoy cosiendo o dibujando algo enseguida viene y pregunta: “Mamá, ¿qué estás haciendo? ¿Y por qué? ¿Y eso cómo se hace? ¿Me enseñas?”. Él ya quiere coger una aguja, pero de momento no le dejo (risas). Le veo muy interesado en todo lo que sea creativo.

Diseñadora, colaboradora de televisión, haces ejercicio, cuatro niños pequeños… Por favor, ¡dime cómo llegas a todo!
(Risas) Supongo que como todas. Como tienes que hacerlo, intentas encajar las piezas del puzzle lo mejor posible. Pero es importante no descuidarte a ti como mujer, tener una salud mental y física buena que hace que proyectes una energía diferente a tus seres queridos. Entonces yo necesito sentirme bien para hacer sentir bien a los demás.

Sergio Ramos, tu marido, es uno de los famosos que siempre va a la última moda, ¿te atreverías a diseñar algo para él?
Yo creo que eso sería entrar en el campo de los hombres y de momento ahí no he entrado (risas), por ahora solo me inspiro en cosas que van dirigidas a las mujeres.

https://www.instagram.com/p/CEKecfBIWnD/

A post shared by Pilar Rubio (@pilarrubio_oficial)

“Sergio y yo hacemos un buen equipo en casa”

¿Cómo habéis pasado este último año de pandemia?
Si hay que hacer un balance y poder sacar algo positivo de esta catástrofe, sería que hemos podido estar juntos. Pero ojalá no hubiéramos tenido que vivir esta situación. Nosotros hacemos un buen equipo y nos repartimos las tareas y además tenemos unos niños que son muy buenos. Durante el confinamiento eran tres, que quieras que no, uno más se nota un montón (risas).

En junio, Sergio y tú celebráis vuestro segundo aniversario de boda, ¿cómo recuerdas ahora que ya ha pasado más tiempo ese día tan increíble? ¿Haréis algo para celebrar el segundo aniversario?
Ahora mismo no planeamos nada, vamos día a día. Todo lo que recuerdo de ese día es bonito. De vez en cuando me vienen flashes de esa noche y creo que fue todo tan especial que no podría quedarme con un solo momento, todos fueron únicos.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo