Maletas con bolsa de aire de Compactor

Tres días de viaje. Viernes. Desayuno de negocios, comida con el jefe y cena con esa amiga que hace tiempo que no ves. Tres outfits, por lo menos. Sábado. Gym en el hotel, shopping, copa con tu cita a ciegas… Vale, la ropa de deporte abulta poco…. Puedes reaprovechar algo del día anterior y estrenar “la nueva adquisición extra maravillosa de la boutique ideal del centro”, pero luego hay que guardarlo en la maleta… ¡Ouch! Domingo. La vuelta, pero ves que va a hacer día perros. O sea, hay que llevarse el abrigo… ¿Cómo lo haces? ¿Cómo metes todo eso en una maleta?

¡Ah! Y esto, suponiendo que sabes qué te vas a poner en cada ocasión y entendiendo que nadie te va tirar una copa encima o te va a llover en los zapatos… Y sin contar que para el look de la cita necesita tres opciones… porque sí. Punto. ¿Qué darías por tener una legión de ayudantes personales para 1) te llevaran la agenda 2) te localizaran cada look 3) te gustaran a la primera 4) te hicieran la maleta y 5) todo, absolutamente, todo, cupiera sin problemas? Quizás de los primeros 4 puntos, te tengas que ocupar tú… todavía. Ahora, del 5 ya hay quien se hace cargo. Se trata de Compactor y su nueva línea Hybrid Luggage, la primera maleta ahorra espacio con tecnología al vacío, patentada en Europa e internacionalmente. Y no, no te preocupes, porque es una monada.

En resumen, se ha acabado no poder meter en tu maleta todo lo que necesitas o no dar rienda suelta a tu tarjeta de crédito porque ¡a ver cómo te lo traes después! Todo eso forma parte ya del pasado porque, ahora, es posible. Compactor ha incorporado a su colección de maletas Hybrid Luggage una bolsa de almacenaje al vacío con lo que gracias a su tecnología puedes ¡ganas un 50% más de espacio en tu maleta! Lo que oyes.

¿Cómo funcionan?

Cada maleta Hybrid Luggage, trae en su interior unas bolsas de almacenamiento incorporadas. Éstas cuentan con dos válvulas anti-retorno que permiten expulsar el aire mucho más rápido y que, una vez cerradas, no dejan entrar ni un ápice de aire. De esta manera, la ropa se sella y el volumen disminuye a la mitad. Por supuesto que, para conseguirlo, se pueden comprimir manualmente con tus propias manos pero es muchísimo más fácil con las bombas extractoras que llevan las maletas consigo de regalo. Además, por supuesto, son compatibles con un aspirador doméstico si es que lo prefieres.


Es cierto que en esta locura de meter ‘por si acasos’ sin miedo en la maleta, podemos perder la noción del peso de la maleta y tener que pagar un suplemento que, mira, nos viene fatal. Todo está pensado. El modelo grande de Hybrid Luggage de Compactor lleva incorporada una báscula digital con la que podrás comprobar el peso del continente de tu maleta. En los modelos mediano y de cabina, la báscula es manual, pero también va incorporada gratuitamente a tu nuevo equipaje. Sí, tienen tres tamaños. Te explicamos más abajo.

Elige, según tus necesidades (y gustos)

Tres tamaños por cada línea de diseño adaptados a cualquier tipo de viaje: de cabina para viajes de trabajo o escapadas, mediana para viajes en pareja o de una duración mayor y la grande para tus viajes en familia o en coche. Pero volvamos a eso, al diseño. Todo está muy bien, pero sabemos que hay ocasiones en las que la practicidad no es buena compañera de viaje de la estética. En este caso, sí. La gama de maletas Hybrid Luggage está compuesta por cuatro líneas diferenciadas pero todas ellas con unas carcasas fabricadas en los mejores materiales del mercado. Suaves líneas, de corte redondeado y una gama de colores minerales como el pirita, el antracita o el cobalto; asas almohadilladas agarrafácil, mango telescómico negro, cremalleras japonesas y ruedas dobles giratorias 360. Viajar ahora sí que es un placer.





Fuente: Leer Artículo Completo