Los mejores autobronceadores faciales y corporales y cómo aplicarlos

No lo tenemos fácil cuando llega la operación destape. El momento de quitarnos las medias es a veces un auténtico drama. Máxime cuando de repente viajas a algún sitio de playa y hay bikini seguro o cuando los vestidos quieren salir a la calle y los vaqueros sobran. Entonces, llegamos nosotras, las caminantes blancas, con piernas blancas. Se hacen necesarias las pruebas con los autobronceadores y tintes corporales. En nuestra investigación no sólo te vamos a proponer los mejores autobronceadores faciales y corporales (para que ninguna zona del cuerpo nos delate), sino también qué tipos encontrarás en el mercado, cómo usarlos bien para que no te queden manchas y algunos trucos de expertas en autobronceadores como Ashley Graham. No, no hablamos de polvos bronceadores, ni de pastillas autobronceadoras. Hablamos de sprays, lociones, mousses y hasta aguas que dan color. ¿Lista para el sol? Coge papel y boli.

Tipos de autobronceadores

Antes de hacerte con el tuyo, conviene que conozcas qué tipos de autobronceadores encontrarás en el mercado. Nos lo explica Felipe Martín, de la farmacia Galileo61 y experto en dermocosmética. Conocer los 5 tipos de autobronceadores que hay hará que tu bronceado sea más seguro, rápido y eficaz.

Autobronceador en spray

El spray autobronceador cuenta con la ventaja de que su secado es más rápido y consigue el mismo efecto que los demás. Eso sí, debes ser nivel experto en autobronceadores para usarlo bien sin dejarte zonas de piel sin aplicar producto.

Manoplas autobronceadoras

No las confundas con la manopla para aplicar el autobronceador en crema, porque no es lo mismo, en este caso el orden de los factores sí altera el producto. Estas manoplas suelen ser de un sólo uso, son fáciles de usar y ayudan a extender el producto de manera uniforme si no eres experta aún.

Autobronceadores en mousse

Son muy apetecibles, y gustosos -tanto que algún autobronceador en mousse tiene lista de espera-, actúan en torno a las 4 o 6 horas y su textura en espuma resulta muy resfrescante. Para ayudarte a aplicarlo, aquí sí, será necesaria la manopla aplicadora.

Toallitas autobronceadores

Suelen ser autobronceadores sólo para dar color al rostro y monodosis.

Lociones autobronceadoras

Las más comunes y recomendadas para las pieles más secas o deshidratadas ya que además de dar color, ayudan a hidratar la piel tras la ducha. El tono suele ser progresivo y modulable y muchos de ellos están enriquecidos con ingredientes como la vitamina E. Eso sí, necesitarás usar protector solar encima porque no son fotoprotectoras.

Cómo aplicar el autobronceador

Sigue estos pasos para no arrepentirte de haberlo usado…

1.Prepara

Exfolia la piel 24 horas antes de aplicarlo e hidrátala a fondo, incidiendo especialemente en las áreas más secas, como las manos, pies, tobillos y muñecas para garantizar así una aplicación suave.

2. Aplica

Las manoplas de aplicación de autobronceadores, como la que tiene la firma St Tropez, son de gran ayuda. Hazlo en movimientos circulares para asegurar que ningún área se queda sin producto.

3. Enjuaga

Dúchate tras 1, 2 o 3 horas después, dependiendo del tono que quieras conseguir en muchos de ellos. En algunos recomiendan hacerlo al día siguiente (por lo que la aplicación se aconseja por la noche). Si lo que has usado es un autobronceador en gotas que actúa como producto en sí mismo, no hace falta aclarar. Asegúrate bien en las instrucciones del autobronceador que elijas sobre si la aclaración posterior con agua es necesaria o no.

4. Ten paciencia

Porque muchos son inmediatos pero suelen ser en formato maquillaje (que tras una ducha, se van). En cambio, si para ver el bronceado necesitas unas horas, no se irá en tu próxima ducha y tan sólo necesitas un poco de paciencia hasta ver el resultado. ¡Y a brillar!

Trucos de expertos para no dejarte manchas con el autobronceador

  • Deposita el producto de forma ligera y extiéndelo con toquecitos en forma ascendente y circular, incluso ayudándote de una esponja de maquillaje.
    • No te olvides de zonas como la parte superior de los pies, las clavículas, el hueso de la mejilla o el arco de cupido para destacar tu bronceado.

      La experta: Ashley Graham

      Ashley Graham es la embajadora de la firma St Tropez y si lo es, es porque no hay mayor experta en estos productos que ella. Hasta se atreve con consejos de cómo se aplica ella el autobronceador. Por ejemplo, que cuando prepara la piel en la ducha aprovecha también para usar un exfoliante y eliminar vello no deseado. Que hidrata también las palmas de las manos antes de aplicar el autobronceador aunque procura siempre hacerlo con una manopla o que el producto siempre debe aplicarse de abajo a arriba: “es la forma de conseguir un acabado uniforme. Rocía una pequeña cantidad de producto en el guante (menos es más, porque así podrás controlarlo mucho más fácilmente) y aplícalo en movimientos largos, empezando desde las piernas. Con las piernas listas, sube al abdomen”, dice.

      Y otro truco, la modelo siempre aplica el autobronceador en el escote y el pecho como si fuera maquillaje, llegando hasta la zona de la mandíbula.

      Los mejores autobronceadores

      Photoderm Autobronzant, Bioderma

          Es el autobronceador perfecto si tienes la piel clara y miedo a las manchas. Al ser en formato bruma, no necesita extenderse y no deja el tono en “franjas”. El bronceado es gradual, es decir, tú eliges cuándo parar con el tono tras las aplicaciones consecutivas. Y sobre todo, no mancha la ropa, ni las manchas.

          “Es un autobronceador en spray especial para pieles sensibles, además es hidratante y al ser progresivo puedes ver cuánto puedes repetir hasta conseguir el tono adecuado. Una de las cosas que más me gustó fue que se absorbe enseguida con lo cual no tienes que estar esperando una hora para poder vestirte. Es un producto que por imposible que parezca no deja ronchones antiestéticos y el resultado es bastante natural” Carmen Bejerano, Redactora Jefe de ELLE.ES.

          SUN 365 Gel autobronceador, Lancaster

          Su textura permite una aplicación sencilla y uniforme y proporciona a la piel un bronceado inmediato gracias al brillo en tono bronce que se va haciendo más intenso a medida que el efecto autobronceador se revela. ¿Lo mejor? La hidratación que deja en la piel.

          “Tenía dudas sobre usarlo o no pero su textura me ganó por completo. Es muy refrescante y agradable de usar. En mi caso lo mezclé con mi hidratante corporal habitual para no hacerlo tan intenso pero si me animé, fue por los resultados de sus pruebas: el 96% de las mujeres que lo probaron dijeron que el bronceado era radiante y de ese 96%, 56 mujeres de piel blanca o muy blanca (caucásicas) tuvieron opinión positiva tras, sólo, el primer uso.» Blanca del Río, Redactora de Belleza.

          Autobronzant Tonique, Biotherm

          Este autobronceador bifásico fue lanzado por la marca en 2015, pero nuestra redactora jefe, se ha enganchado. Su textura bifásica tiene una fase autobronceadora de doble acción. Por una parte deja un bronceado uniforme y natural. Y por otro, destaca por su facilidad de aplicación, que embellece el tono de cada piel. Deja un acabado satinado.

          «Siempre que llega el verano, me encuentro con el mismo “problema”. Quiero lucir piernas con algo de color, pero aún me quedan meses para coger vacaciones y poder ir a la playa. Y de nuevo un año más me encuentro buscando el autobronceador perfecto. No sé si este de Biotherm es el perfecto pero lo cierto es que se acerca mucho. Es bifásico así que tienes que agitarlo bien para que funcione la fórmula y, ahora viene lo más fácil, al ser en spray se echa muy bien y se esparce mejor. Al quedar líquido te da la posibilidad de extenderlo por todas las partes antes de que tiña, y de repasar si es necesario. No mancha nada las manos y cuando sube la fórmula huele un pelín pero nada exagerado y desde luego mucho menos que los que había probado hasta ahora. Desde la primera vez que me lo apliqué me sorprendió para muy bien el resultado. Un toque ligeramente bronceado, totalmente natural para mí, que tengo las piernas muy muy blancas (esto era lo más importante para mi pq no quería un efecto artificial ni nada parecido. Eso sí, antes de aplicármelo me exfolié bien todo el cuerpo para prepararlo.» Carmen Bejerano, Redactora Jefe de ELLE.ES.

          Self Tan Purity Water Gel, St. Tropez

          Este autobronceador en formato agua-gel con aroma tropical deja un tono de piel tostado y brillante, también en las pieles más blancas. Lo que más nos ha gustado: la forma de usarlo. Su textura acuosa es agradable y sencilla, más aún si usas la manopla de la marca. Puedes hacerlo más intenso añadiendo varias capas con el paso de los días, aunque a nosotras con una, ¡suficiente! No es pegajoso, dura hasta 72 horas y su fórmula a base de ingredientes 100% naturales añade ácido hialurónico y Petavitin para hidratar aún más la piel y fortalecer la barrera cutánea.

          “Es tan agradable de usar y huele tan bien que te olvidas de que es un autobronceador. Aplicando poca cantidad, deja un tono bonito y si no te gusta, lo retiras con el borrador de autobronceador”. Blanca del Río, Redactora de Belleza.

          Luminous Bronze Self Tan drops, Lowëngrip

          Estas gotas autobronceadoras no dejan manchas, dejan un tono uniforme y realmente parece que acabas de venir de la playa o la piscina, con el sol en la cara. Se añaden a la crema hidratante habitual (con 3 es suficiente en pieles claras) y puedes ir añadiendo más cada día, hasta lograr el tono que desees. Es para la cara, cuello y escote.

          “Es mi autobronceador facial favorito, con diferencia. No huele a nada, se añade bien a la hidratante y se mezcla perfectamente, sin manchar, porque son transparentes y no he sido capaz de encontrarles ni un pero y, sobre todo, ni una mancha. Han sido las que han hecho que olvide mi maquillaje y lleve el auténtico ‘no make up’ en su versión más literal.” Blanca del Río, Redactora de Belleza.

          Shimmering Body Oil, Dr. Sebagh

          Se trata de un aceite antiedad corporal que además de nutrir la piel, tiene la capacidad de calmarla tras la exposición solar. Deja un acabado seco sobre la piel y aporta un toque bronceado glow.

          Utilízalo sobre el rostro y escote para dar luminosidad y no necesitarás ni maquillaje, por su delicioso efecto sunkissed. Pero también en piernas o brazos con el mismo mimo, en movimientos ascendentes.

          Self Tan Express Bronzing Gel, St Tropez

          Es el best seller de la firma y en una 1 hora, tienes un bronceado increíble. Ahora, se reversiona en formato gel hidratante. Consigues un brillo luminoso en una hora, pero en dos toma un tono bronceado medio y en 3 horas, un bronceado oscuro. Su activo bronceador es 100% natural, de acción rápida, no pegajoso y sin olor a autobronceador. Además, deja la piel hidratada hasta 72 horas.

          Addition Concentré Eclat, Clarins

          Este autobronceador está disponible para rostro y para cuerpo y está formulado con un 99% de ingredientes de origen natural (contiene aloe vera). Se usan mezclándose con tu tratamiento facial o corporal habitual con tan sólo 2 o 3 gotas en el caso del rostro y entre 4 y 6 para el cuerpo, según la intensidad que quieras conseguir. Y si quieres más, puedes repetir en los días siguientes.


          C+C Vitamin Self-tan Drops, Natura Bissé

          Un autobronceador vegano, con un 95% de ingredientes de origen natural que es ideal para el rostro, cuello y escote. Huele a cítricos y actúa de forma progresiva, adaptándose a todas las tonalidades de la piel.

          Airbrush Legs, Sally Hansen

          Autobronceador en formato spray que actúa como un maquillaje para piernas, enriquecido. Mejora la apariencia de las pecas, las venas e imperfecciones y ayuda además a estimular la microcirculación, para unas piernas visiblemente más firmes. Su fórmula es ligera, deja la piel suave y fresca, no transfiere ni deja manchas y es resistente al agua. Está disponible para 5 tonos de piel.

          V.6.8 Tan Pro, Sepai

          No es un autobronceador como tal, sino un booster de belleza que prolonga el efecto bronceado y logra un tono saludable, sin riesgos. Tiene acciones desde 3 frentes: antes de tomar el sol, durante y después.

          Antes

          Tiene acción bronceadora, proporcionando un tono suave dorado. Además prepara la piel estimulando la síntesis de melanina, aumentando su presencia en los melanocitos y distribuyendose de forma correcta.

          Durante

          Promueve el bronceado de forma natural al mismo tiempo que actúa como antioxidante, protegiendo la piel del daño solar, aumentando su hidratación y previniendo las arrugas.

          Después

          Ayuda a prolongar el bronceado hasta dos semanas después de la última exposición al sol, de forma impecable.

          Tanning Water, Sally Hansen

          Fue la última incorporación a la marca. Se trata de un agua incolora e hidratante que aporta un bronceado progresivo. Los resultados se ven tras una hora de su aplicación y duran entre 7 y 10 días. Para aplicarlo, agita el frasco antes de usar, sostén siempre la botella en posición vertical y rocía el área de piel cubriendo de forma uniforme a una distancia de unos 15 cm del cuerpo. Lávate las manos después.

          Fast Tanning Mouse, St. Moriz

          Es perfecto si buscas máximo control de tu bronceado y sobre todo, rapidez, porque los resultados se ven tras una hora. Si dejas actuar el producto toda la noche, serán más intensos. Contiene leche de oliva y vitamina E y al tener color instantáneo sirve como guía para ayudarte a no olvidar ninguna zona.

          Body Bronzing, Farma Dorsch

          No es un autobronceador como tal, sino una ayuda si buscas una solución exprés. Actúa como una especie de maquillaje corporal con efecto glow y además, acción reafirmante, cubriendo varices, arañas vasculares, manchas o imperfecciones, al momento. Aporta un tono bronce dorado homogéneo y no mancha.

          Brozing Radiance Self-Tanning, Freshly Cosmetics

          Olvida las manchas y la sensación grasa con esta crema de uso facial y corporal con doble efecto: autobronceador y potenciador del bronceado adaptándose a la perfección a tu tono de piel. Consigue un aspecto natural de forma gradual, sin zonas anaranjadas artificiosas. Los resultados son visibles a partir de los tres días. Además, está formulada con un 99.9% de ingredientes de origen natural y tiene un aroma frutal que te enamorará.

          Day Dew, Isle Of Paradise

          Esta bruma facial autobronceadora combina aceites esenciales de limón, romero y salvia, así como ácido hialurónico y glicerina que hidratan, rellenan y retienen la humedad durante todo el día. Está formulada para un uso diario, consiguiendo un bronceado gradual natural. A la hora de aplicarla, cierra los ojos y rocía de 2 a 3 veces en el rostro y trabaja con movimientos circulares.

          Gotas Mágicas, Collistar

          Un autobronceador concentrado para cuerpo con efecto ultra rápido. Ligero, sedoso y perfumado, hidrata y tonifica la piel dotándola de flexibilidad y suavidad. Es muy fácil de aplicar, se absorbe inmediatamente y permite vestirse al instante.

          Vía: ELLE ES

          Fuente: Leer Artículo Completo