La diadema favorita de Carolina de Mónaco está en Zara

A caballo entre la elegancia de la realeza monegasca y el glamour de las estrellas del Old Hollywood se sitúa el perfecto estilo de Carolina de Mónaco. La hija mayor de Grace Kelly y Rainiero III de Mónaco ha sido, y es, uno de los mayores iconos de estilo de la historia. A lo largo de los años, apenas ha habido tendencia que se le haya resistido y, de hecho, no es sorpresa encontrarnos con que, al igual que Lady Di, Carolina de Mónaco adelantó más fórmulas y estilos de los que pueden llegarse a imaginar.

Aunque a veces sea complejo quitar la mirada de sus estilismos formales, de los vestidos de noche más epatantes o de prendas joya de algunas de las firmas más deseadas del mundo, los accesorios que Carolina de Mónaco incluye en sus looks son tan importantes como las prendas que los componen. Perfecta conocedora del poder elevador de los mismos, la princesa de Mónaco ha mostrado en más de una ocasión su predilección por joyas, gafas de sol, pañuelos o guantes, entre otros. De todos ellos, hay un accesorio que Carolina repitió en más de una ocasión y que, desde hace varias temporadas, regresó con fuerza a la moda: la diadema.

En concreto, hubo una, en color blanco, con un nudo y de efecto satén, que merece especial atención y es que es también una perfecta inspiración para novias. Carolina lució la diadema en cuestión una tarde casual en 1987 y luego reapareció con ella en el Festival de Cannes de 1989, dando lugar a dos de sus mejores estilismos.



Desde que las diademas volvieron con fuerza al panorama alimentadas por los diseños de satén con volumen XXL de Prada, entre otras, este accesorio se ha convertido ya en una constante también en las colecciones de las firmas de moda pronta. Entre otras, Zara, lanza siempre varios modelos de diademas entre sus accesorios sin embargo, nunca lo había hecho como hasta ahora y es que la marca gallega, que inauguraba una sección de novia recientemente, ha puesto a la venta dos diademas blancas que no solo son idóneas para dar el ‘sí, quiero’, sino que guardan mucho parecido con la que fue la favorita de Carolina de Mónaco a finales de los años ochenta y que quedarán a la perfección en looks total white, tal y como las llevaba la princesa.

Las diademas de Zara en cuestión son de seda, cuentan con frunces o flores y tienen un precio de 15,95 y 22,95 euros respectivamente.

Comprar

Comprar




Fuente: Leer Artículo Completo