Este vestido camisero de cuadros multicolores está a punto de convertirse en el uniforme oficial de la primavera

Toca hacer cambio de armario, con la promesa de días calurosos, más largos y luminosos. Por eso recurrir a prendas, colores y patrones que aporten optimismo y alegría es fundamental. Ya sea con una bonita blusa de flores que sube el nivel de tus looks gracias a un estilizador diseño con volantes, un pantalón verde que combina con todo o la falda tipo pareo que desde el verano pasado no podemos sacarnos de la cabeza.

Pero, si a pesar de todo, aún estás expectante por lo que las nuevas colecciones puedan traerte, este vestido de Uterqüe tiene todas las papeletas para ser una de tus prendas favoritas de aquí al próximo mes de septiembre.

Partiendo de la base de un sencillo y clásico patrón camisero, este vestido suma algunas de las claves estéticas que marcan la pauta de esta primavera y hace que cada uno de los pequeños detalles que esconde y que vamos a ir desgranando a continuación, formen un todo que va a resultarte irresistible y que te va a convertir en una de las más elegantes cada vez que te lo pongas.

Confeccionado en algodón ligero, el vestido mantiene algunas de las referencias típicas de la camisería masculina, como las solapas rectas y anchas, con cierre alto de botones.

Por otro lado, las mangas abullonadas se ciñen con un puño a medio brazo a la altura del codo, para lograr un efecto aún más estilizador que juega con el largo mini del bajo.

Además, las mangas del vestido se fruncen en los hombros con unos pequeños plisados que aportan volumen y dan una elegante silueta de inspiración ochentera.

Pero sin duda, una de las grandes características del vestido y por las que enamora a primera vista es el estampado multicolor de cuadros. Las diversas tonalidades pastel de rosa, azul, verde y amarillo se conjugan en una rejilla que consigue que nos olvidemos del omnipresente estampado Vichy.

Por último, también los pequeños detalles suman a hacer de este vestido una prenda tan especial que es imposible que pase desapercibida: los botones multicolores con detalles dorados y un cinturón de tela a juego en el mismo estampado de cuadros.

El vestido cuesta 89 euros y está disponible en tallas XS, S y M y se puede combinar con unas sandalias trenzadas de tacón tipo mule. Un flechazo que te va a solucionar más de un look veraniego.

Fuente: Leer Artículo Completo