Adidas VS. Thom Browne: se desata la guerra por el logo de rayas

Hay logotipos que son reconocibles universalmente y que permiten identificar una marca incluso sin mirar el nombre. La doble C entrelazada de Chanel, la Medusa de Versace, la flor Monogram de Louis Vuitton… y las rayas de adidas. La compañía alemana de deporte siempre ha protegido con uñas y dientes cualquier parecido con su logo, compuesto por tres rayas y cuyo origen, según la propia marca, data de 1952. Sólo en 2017, adidas interpuso cerca de 50 demandas judiciales referidas al uso de las bandas o rayas por parte de otras compañías, desde Tesla, J. Crew o Abercrombie & Fitch hasta el FC Barcelona. La última firma que ha puesto en su punto de mira por este motivo ha sido la estadounidense Thom Browne.

Según ha informado The Fashion Law, adidas presentó el pasado lunes una denuncia ante un tribunal de Nueva York por infracción de marca registrada. Alega que Thom Browne está «vendiendo ropa y calzado de estilo deportivo con dos, tres o cuatro franjas paralelas de una manera que es confusamente similar a las tres de adidas, la marca de las rayas«. En la denuncia, la marca deportiva dice lo siguiente: “Durante más de medio siglo, ha utilizado y promovido de forma extensa y continua la marca de las tres franjas en relación con la ropa y el calzado».

https://www.instagram.com/p/CQqwi0JgAes

A post shared by Thom Browne (@thombrowne)

Si bien Thom Browne es una firma conocida por sus trajes y por haber recuperado la sastrería masculina en pleno siglo XXI, adidas hace estas consideraciones: “Más recientemente, ha invadido la competencia directa con adidas al ofrecer ropa y calzado de estilo deportivo que llevan motivos confusamente similares”. Adidas también indicó que Thom Browne se asoció con el FC Barcelona, comenzando con la temporada 2018-2019 y continuando hoy.

La disputa en realidad no es nueva. La propia adidas reconoce en el documento que el proceso de mediación comenzó en noviembre de 2020, pero que esos procedimientos no han resulto la disputa.

La otra parte implicada en este asunto, Thom Browne, contestó ayer a WWD a través de su consejero delegado, Rodrigo Baza. Dijo lo siguiente: “Creemos que tenemos razón y confiamos en el resultado del caso, ya que hemos actuado de manera honorable durante todo este tiempo. [Adidas] dio su consentimiento durante 12 años y ahora están cambiando de opinión. El tribunal no lo permitirá. Y los consumidores tampoco. Es un intento de usar la ley ilegalmente».

Esta disputa llega después de la batalla legal que libró Louboutin contra la marca holandesa Van Haren por el uso de las suelas rojas. El Tribunal de Primera Instancia de La Haya le dio la razón a la firma francesa en febrero de 2019 y ordenó que Van Haren destruyese todos los ejemplares de ese modelo de zapato.




Fuente: Leer Artículo Completo