Una boda de 500 personas, epicentro del brote de coronavirus en Uruguay: señalan a una invitada que llegó de Madrid

Cuando el distanciamiento social y el autoaislamiento han alterado la mayoría de los países, las industrias y todo lo relacionado con la vida cotidiana, en el centro de la diana se ponen quienes han decidido ignorar los avisos para quedarse en casa [en Estados Unidos]. Trevor Noah se enfrentó a quienes se fueron de vacaciones de primavera en Florida , mientras que Evangeline Lilly defendió su "#businessasusual" en Instagram al tiempo que sus seguidores la cuestionaban a través de sus comentarios.

A ellos se suma Carmela Hontou, la diseñadora de moda y socialité uruguaya que, según The Guardian, podría enfrentarse a una demanda judicial por su decisión de asistir a una boda de 500 personas en Montevideo el 7 de marzo. Acababa de llegar de España, que actualmente tiene el cuarto brote de COVID-19 más grande del mundo. De los invitados de esa boda, 44 han dado positivo por el virus, lo que representa casi la mitad de los 79 casos de Uruguay a fecha del pasado 20 de marzo.

La diseñadora ha defendido su decisión en una entrevista con Infobae de Argentina. Contó que almorzó con su madre de 84 años el día de la boda y que al día siguiente fue a otro almuerzo "donde también había mucha gente". Cuando le preguntaron si asistir había sido imprudente, afirmó: “¡Eso es ridículo! Además, ¿sabes cuántas personas vinieron en ese avión?"

Como muchos otros países, Uruguay ha establecido algunas medidas para contener el coronavirus, como señala The Guardian : clases suspendidas, centros comerciales cerrados, vuelos cancelados desde EE. UU. y Europa. No ha impuesto una cuarentena nacional, pero su sindicato de médicos ha pedido una.

Hontou también dijo que había estado preocupada por la fiebre durante un viaje anterior a Madrid en enero, pero que el médico con el que habló no le prestó atención cuando mencionó el coronavirus. En febrero, continuó, llevaba una mascarilla cuando aterrizó en Madrid en otro viaje. Está sorprendida por el revuelo que su asistencia a la boda ha levantado: "Dicen que soy un terrorista que trajo el virus para matar a todos".

Texto publicado originalmente en VanityFair.com y traducido por Ana Salas. Para ver el artículo original pincha aquí.

A post shared by Carmela Hontou (@carmela.hontou) on

Fuente: Leer Artículo Completo