Mujerhoy Cancer Care 2021: todo lo que debes saber sobre cuidados, prevención y psicooncología

Mujerhoy Cancer Care 2021, celebrado en Madrid y transmitido en streaming, ha reunido a los mayores expertos en oncología femenina en torno a tres mesas redondas de expertos organizadas por Mujerhoy junto a MD Anderson Cancer Center, Roche Farma y La Roche-Posay.

En el mismo sentido ha hablado la doctora Beatriz Pérez, hematóloga y directora médico de Roche Farma España: “En el tratamiento del cáncer de mama nos estamos alejando cada vez más de las quimioterapia convencionales para aplicar otro tipo de tratamientos con una gran efectividad, pero con menores acontecimientos adversos”. Entre los avances más prometedores, además de los inhibidores de ciclinas, los expertos han subrayado la hormonoterapia, la inmunoterapia, el tratamiento diana y un cada vez mayor capacidad de detección precoz.

No solo se avanza en la investigación, también en un enfoque más transversal de la enfermedad. Como ha asegurado la doctora Laura García Estévez, coordinadora de la Unidad Multidisciplinar de Mama en MD Anderson Cancer Center Madrid, “la paciente debe tratarse en unidades multidisciplinares donde debe haber un comité y una coordinación de todos los expertos que trabajan en el cáncer de mama. En el Anderson todos los lunes nos reunimos todos los expertos en oncología radioterápica, ginecología, anatomía patológica, medicina nuclear, oncología médica, cirugía y radiología para analizar cada caso. En España hay unidades multidisciplinares muy buenas tanto en el sector público como en el privado, pero todavía te encuentras con pacientes de cáncer de mama que han sido vistas por un cirujano o un ginecólogo que han decidido el tratamiento sin participación de los otros expertos. Sigue ocurriendo y es un error, ya que el veredicto del tratamiento debe decidirse en conjunto, no solo por una persona”.

A este respecto, Paloma Domingo García (vicepresidenta de la Asociación Española de Linfedema) ha subrayado la importancia de los fisioterapeutas oncológicos, especialmente en el cáncer de mama. “No se puede hacer cualquier ejercicio una vez que nos han diagnosticado y tratado el cáncer de mama si no nos lo ha indicado un experto en este campo porque podemos alterar la cicatrización o incitar a que haya un linfedema”. La experta además ha explicado la gran diferencia que puede suponer la ayuda de un fisioterapeuta experto en oncología en la recuperación tras una intervención quirúrgica.

Entre los consejos de prevención, los especialistas han coincidido en recomendar mantener un normopeso a lo largo de toda la vida (especialmente a la llegada de la menopausia), hacer deporte, llevar una alimentación sana, asistir escrupulosamente a las revisiones ginecológicas y de cribado, muy especialmente en el caso de tener antecedentes. El doctor Cubedo ha apuntado que “ojalá existiera un alimento o una dieta efectiva contra el cáncer, pero ya nos habríamos dado cuenta: una dieta sana y cardiosaludable y con ejercicio es suficiente, ese tipo de recomendaciones exóticas hacen daño a las pacientes, porque le quitan el foco de donde deben estar centradas y les provoca una tremenda ansiedad pensar que depende de ellas, que si comen de tal manera no van a recaer, lo cual en el fondo es una crueldad”.

Por último, según el doctor José Ignacio Sánchez Méndez (jefe de la Unidad de Mama del Hospital La Paz), “hay que transmitir que la gran mayoría de los cánceres de mama se curan; y los que no, se cronifican en su mayor parte, permitiendo llevar una vida normal. Tenemos muchas herramientas, y las pacientes de cáncer de mama deben saber que para la mayoría esto solo será un periodo de su vida y después volver solo a las revisiones”. Este especialista además ha insistido en la importancia capital de asistir a todas las revisiones y de consultar al especialista ante cualquier síntoma, en definitiva, que las pacientes pierdan el miedo a hablar con sus médicos. Para lo cual, ha matizado, “es importante que ya en la formación de los médicos en habilidades de comunicación y de hacer caso a los motivos de consulta de las pacientes, porque vemos a muchas pacientes en situación avanzada y, con los medios de los que disponemos, eso debería haber desaparecido”.

Panel de expertos sobre “Cáncer ginecológico”

En la segunda mesa redonda se han abordado los diferentes tipos de cáncer ginecológico que, según ha explicado la doctora María Fernández Chereguini (especialista en Ginecología Oncológica de MD Anderson Cancer Center Madrid), son “el de cérvix o cuello de útero (el más frecuente en la mujer después del de mama), el de útero, el de ovario y de trompa y los menos habituales de vulva y de vagina”. La doctora ha matizado que aunque todos tengan que ver con el sistema reproductivo, cada uno tiene sus peculiaridades.

Su compañera, la doctora Natalia Carballo (jefa del Servicio de Radioterapia de MD Anderson Cancer Center Madrid) ha asegurado que “el mejor tratamiento es la prevención, y la mejor prevención es ir al médico. Las mujeres tienden a ser muy cuidadoras, pero deben cuidarse ellas también. Es imprescindible asistir anualmente a la revisión ginecológica para detectar cualquier anomalía y, por supuesto, ante cualquier síntoma de que algo no va bien consultar con un ginecólogo”. Una vez realizado el diagnóstico, ha asegurado la doctora Carballo, “no solo queremos curar, sino que además buscamos la mínima toxicidad y secuelas posibles, porque la vida sigue”.

La doctora Eva Guerra Alía (médico adjunto de Oncología médica-Sección de Mama y Tumores Ginecológicos y Responsable de los Tumores Ginecológicos del Hospital Universitario Ramón y Cajal) ha insistido en que especialmente en los tumores ginecológicos “es muy importante contar con un equipo multidisciplinar; este abordaje conjunto es clave porque crea un espacio donde los expertos presentamos todos los casos, revisamos todas las pruebas radiológicas y ya establecemos un plan terapéutico adecuado teniendo en cuenta todos los factores”.

En esta segunda charla ha estado presente Charo Hierro, presidenta de ASACO (asociación de afectados de Cáncer de Ovario), quien ha recordado la importancia de que las propias mujeres tomen el control de su salud. “Por ejemplo”, asegura, “pocas saben que una citología no detecta el cáncer de ovarios, que es una enfermedad muy silente; es importante atreverte a decirle a tu médico que tienes una serie de síntomas (hinchazón abdominal, malas digestiones… que a veces no parecen estar relacionadas con problemas ginecológicos). Muchas mujeres no se atreven a compartir estas preocupaciones con su médico, pero es necesario hacerlo y, si el médico es antipático y nos echa de la consulta, buscamos otro, pero no nos quedemos sin expresar nuestras preocupaciones”.

Así fue la mesa redonda sobre “Emociones y cuidados integrales de la paciente oncológica”

En la tercera mesa redonda, ‘Emociones y cuidados cuidado integral de la paciente oncológica’, ha estado presente una pregunta formulada al anterior panel de expertos a través de las redes sociales sobre cómo es posible retomar la vida sexual después de un tratamiento encológico. La doctora Marta de la Fuente (responsable del Servicio de Psicooncología del MD Anderson Cancer Center Madrid) ha resaltado la importancia de que las pacientes se sientan con la suficiente confianza para hablar con sus médicos de ésta y cualquier otra cuestión que les preocupe, por íntima que resulte.

Y en ese sentido, ha recordado la importancia de contar con un especialista en psicooncología que ayude en la gestión emocional. “Cuando se diagnostica un cáncer, el impacto emocional va a depender mucho del tipo de tumor, la fase en que esté y las variables de personalidad del paciente. En lineas generales es una revolución emocional (porque el paciente siente una mezcla de varias emociones entre las que se encuentran la vulnerabilidad, el enfado y el miedo). Es un diagnóstico que les va a afectar a todos los niveles (sentimental, personal ,laboral, familiar y social) y es un gran reto, porque es una situación que no hemos experimentado y la paciente se siente a veces bloqueada. No podemos pretender no tener sentimientos desagradables. Y a menudo el paciente cree que tiene que ser fuerte, por eso es importante que el propio médico le sugiera pedir ayuda psicológica especializada”.

Vanesa Jorge Martín (responsable de Atención Psicosocial de la AECC), ha apuntado que “cada vez está más reconocido el papel del psicooncologo, hay menos estigma y seguro que va a ir a más porque la evidencia científica nos da el aval para reconocer que es un aspecto muy importante. Lo ideal es que el apoyo psicológico aparezca desde el primer momento y también es importante nuestra capacidad de adaptarnos al paciente”.

También se ha hablado de la importancia de los cuidados estéticos en todo el proceso oncológico, lejos de tratarse de un asunto superficial. “Psicológicamente, las personas se van a sentir mejor porque la imagen que nos devuelve el espejo es fundamental para decir ‘estoy aquí y voy a seguir cuidándome’”, ha señalado Leonor Prieto (directora científica de La Roche-Posay), quien también ha matizado que “no todo sirve para cuidarse, porque el enfermo oncológico tiene una piel fragilizada que requiere un cuidado específico”. Al respecto, ha instado a las afectadas a solicitar asesoramiento gratuito en las Unidades del Cuidado de la piel que La Roche-Posay pone a disposición de los pacientes oncológicos en varios centros públicos y privados de nuestro país.

Fuente: Leer Artículo Completo