La música reina en la gran noche del cine: de Eminem a Elton John

Puede ser verdad que un presentador en una gala con tantas categorías, premios y premiados, puede provocar que se alargue más de la cuenta. Pero también que, la 92ª edición de los Premios Oscar (todos los ganadores, aquí), sin un conductor que llevase la batuta, se hizo insulsa y descafeinada. Así que, a falta de humor ácido (que es lo que más nos gusta en una gala para despertarnos, que a ciertas horas, el cansancio es incombatible), las actuaciones musicales se encargaron de levantar la velada.

Empezando por un Eminem que salió justo después de que Laura Dern provocara un tsunami de pañuelos de papel en el patio de butacas del Dolby Theatre de Los Ángeles. Cantó su mítico tema principal de la película ‘8 millas’, algo que se entendió poco en las redes sociales, pero que, a la vez, le valió una tormenta de elogios por haber sido capaz, él solito de levantar a todas las estrellas de Hollywood, que hacían esfuerzos por no ladear la cabeza rítmicamente.

Quien hacía una actuación para levantarse del asiento, era sir Elton John. Aún no se había convertido en ganador de ese Premio Oscar por el tema ‘(I’m Gonna) Love Me Again’, canción principal de la película ‘Rocketman’. Su cara camino al escenario, de lo mejor de la noche. Ya iba siendo hora de, con todo lo que ha trabajado en Hollywood (y los fiestones que organiza cada año después de la ceremonia), tuvieran un detalle con él.

Dentro de este capítulo musical (la gala empezó con un número coral de esos apoteósicos que en España tratamos de emular con más pena que gloria), no podemos obviar a nuestra Gisela que, además, fue víctima de un error de rotulación. Apunten, porque el negocio del futuro es montar una academia para aprender ‘castilian’. Ni siquiera eso va a poder emborronar el momentazo de cantar delante de Brad Pitt. Igual, le hace ‘match’ esta noche.


Fuente: Leer Artículo Completo