Jaime Malet, el hombre que siempre creyó en América

Nada más empezar el siglo, la situación de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España (AmChamSpain) era crítica. Las asambleas estaban desiertas y la institución, fundada en 1917, parecía resignarse a caer en el olvido, como sucedía con otras ramas de la cada vez más europea Europa. Sin embargo, desde Barcelona, un abogado y consultor de 37 años tenía un plan para recuperar la institución y devolverle el papel que le correspondía. Desde entonces, Jaime Malet (Barcelona, 1964) preside AmChamSpain, que hoy reúne a la mayoría de multinacionales estadounidenses con presencia en nuestro país y a gran parte del Ibex, entre sus más de 300 grandes empresas socias.

Anoche, Malet disfrutaba de la tradicional recepción navideña de la institución, organizada en el Palacio de Neptuno de Madrid con la colaboración de Vanity Fair, y con numerosa presencia de vips. Un desfile de invitados que atestiguaban la relevancia de la organización. Pero, cuando Malet tomó las riendas, AmChamSpain estaba a punto de convertirse en un foro de networkingy poco más. El plan de su actual presidente era devolverle su capacidad de promotora de acuerdos, diluida tras el impulso europeísta que cobró nuestro país tras la Transición.

Así, su influencia se ha dejado notar en la visita de Obama de 2015 o en la reunión que mantuvo Pedro Sánchez con las empresas más cotizadas de Wall Street en septiembre de este año. Por el camino, y entre éxitos como la reforma del Convenio de Doble Imposición, la presión para que nuestro país se convirtiese en observador permanente del G20 o el esfuerzo a ambos lados del Atlántico para que la relación bilateral se estrechase, Malet también ha evolucionado.

Cuando el presidente entró en AmChamSpain, Jaime Malet tenía reciente la creación de Telam Global Partners, su propia firma de consultoría económica y legal para empresas. Antes de eso, se había formado profesionalmente en Arthur Andersen (hoy Accenture), y académicamente en las universidades Autónoma de Barcelona -donde se licenció en Derecho- y Houston -donde amplió su formación en leyes con un máster-. Sin embargo, su acercamiento al mundo empresarial no se produjo sólo al frente del veterano lobby. Al mismo tiempo que renovaba AmChamSpain, se recicló con un MBA para dejar atrás el ejercicio legal y dedicarse de pleno al universo emprendedor.

Fuente: Leer Artículo Completo