Georgina Rodríguez triunfa en su viaje más exótico

  • Georgina triunfó en Shangai donde deslumbró como una auténtica estrella, al igual que ya hiciera en Cannes.
  • La novia de Cristiano Ronaldo ejercía de madrina en el aniversario de una firma de cosmética junto a Cristina Tárrega.

    La modelo y bailarina Georgina Rodríguez acaba de regresar de un viaje de trabajo muy especial y exótico. La novia de Cristiano Ronaldo ha estado cuatro días en la ciudad china de Shangai para ejercer como embajadora de la firma de dermocosmética Sesderma que celebraba su 30 aniversario con un gran evento en el continente asiático. Georgina viajó sola hasta Shangai sin la compañía de su chico, ni de su hija Alana Martina a la que dejó en casa junto a sus tres hermanos. Pero eso sí, una vez allí la influencer estuvo acompañada por la periodista Cristina Tárrega con quien descubrió los rincones más interesantes de la ciudad.

    El plato fuerte de este viaje fue la gala de celebración del 30 aniversario de la firma que tuvo lugar en el lujoso hotel Bellaccio de Shangai. Para la ocasión, Georgina eligió un sugerente vestido negro sin tirantes con escote corazón y una gran abertura en la pierna con el que se llevó todoslos flashes. No es la primera vez que la modelo de Jaca colabora con esta marca, ya que en septiembre fue una de las encargadas de entregar uno de los Premios Sesderma en Madrid.

    Pero antes de la gala, Georgina Rodríguez tuvo la oportunidad de visitar Shangai de la mano de Cristina Tárrega. La periodista ejerció de cicerone ya que conoce muy bien la ciudad puesto que su marido, el entrenador de fútbol Mami Quevedo, ha estado 4 años entrenando junto a Gregorio Manzano al Beijing Sinobo Guaoan y al Shanghai Greenland Shenhua.

    Georgina y Cristina pasearon por los rincones más turísticos de Shangai e incluso tuvieron oportunidad de ir de compras, tanto por las tiendas más lujosas como por los famosos mercados al aire libre de la ciudad.

    Tras el ocio, a Georgina le tocó trabajar y ejercer como modelopara una sesión fotográfica con un conjunto verde con capucha. Después de posar por distintos escenarios de la ciudad, la chica de Cristiano lo hizo a bordo de un barco al anocher con el skyline de Shangai de fondo. Durante este pequeño crucero pudo disfrutar de la iluminación de esta futurista ciudad.



    Durante cuatro días de ajetreo y trabajo, Georgina también tuvo tiempo de relajarse algunos momentos en la habitación de su hotel ataviada con la misma bata de satén con la que recorrió las calles de la ciudad. Seguramente, la modelo se acordó mucho de su pequeña Alana, así como de los mellizos Eva y Mateo, y de Cristiano Jr., con los que la joven de 25 años ejerce como madre y de los que reconoce estar enamorada.

    Fuente: Leer Artículo Completo