Estiramientos fáciles con esterilla para despedirte del dolor de espalda (y más ahora que has vuelto a la oficina)

Solo llevas una semana trabajando desde casa (otra vez) y ya andas como si fueses familiar del Jorobado de Notre Dame. Posturas en la silla que nada tienen que envidiar a los profesionales del circo del sol, una silla que para nada es la adecuada y la ausencia de descansos y paseos a la máquina de café son los ingredientes de un buen dolor de cervicales o de espalda baja cuando acaba la jornada laboral.

Dan las seis y tu espalda cruje, no has levantado la mirada de la pantalla en todo el día, y además, sigues en pijama. Como esta sea tu nueva rutina hasta enero… claro está que los dolores de espalda se convertirán en tus nuevos fieles compañeros. Por eso es importante intentar (dentro de lo posible) mantener durante el día una buena higiene laboral para que al menos, tu espalda, no resienta al coronavirus tal y como han hecho otros aspectos de tu vida.

¿Qué hacer para olvidarnos del dolor de espalda -además de deporte-? Estirar en la hora de la comida. Sí, como lo lees: una buena postura mientras tecleas es la clave, pero si no te mueves en todo el día no conseguirás nada. Para que este calvario no te quite el sueño (y puedas decir adiós a las contracturas con toda la dignidad posible) tenemos los ejercicios que puedes hacer en 20 minutos con esterilla para despedirte de las posturas de koala en la silla.

1, 2, 3… desempolva esa mini colchoneta que te compraste en la cuarentena y nunca has vuelto a utilizar, ¡y manos a la obra!

Postura del niño

Si has ido a alguna clase de yoga (que entendemos que a estas alturas, la respuesta es sí. Aunque para los más rezagados, dos palabras: Xuan Lan) conocerás de sobra este estiramiento que se suele hacer al principio de la clase. Con la esterilla colocada en el suelo, arrodíllate, estira la espalda y los brazos y pega los glúteos a los tobillos. El objetivo es dejar caer el peso al suelo y pegar la frente en la esterilla.

Enhebra la aguja

Sí, llevas sin escuchar esa expresión años. Pero es una de las posturas más satisfactorias si quieres descontracturar los músculos de la espalda media y alta. En cuadrupedia, pon las manos a la altura de los hombros levanta el brazo derecho y a continuación, haz una torsión pasando el brazo por debajo del izquierdo mientras tocas el suelo con el hombro. Realiza la postura varias veces cambiando de brazo.

Torsión de columna

Es otro de los estiramientos que proporciona alivio inmediato si te duele mucho la espalda. Túmbate boca arriba en la esterilla y flexiona una pierna. La otra mantenla estirada y cruza la pierna flexionada hacia el lado contrario mientras estiras los brazos y dejas caer la cabeza al lado contrario al que estás estirando.

Torsión cruzada

Para finalizar (pero no por ello menos importante) la torsión cruzada es una de las más efectivas para ahuyentar la tensión de tu espalda. Debes sentarte con las piernas a lo largo, flezionar una de ellas y hacer una torsión con el brazo opuesto dejándolo por dentro de la rodilla flexionada mientras que mantienes el otro brazo haciendo apoyo en el suelo.

Fuente: Leer Artículo Completo