El sueldo de Lady Gaga en Joker 2: polémica brecha salarial

A veces los ceros no nos dejan ver el bosque. O la letra pequeña de los contratos de la película Joker 2, ya puestos. La cantante y actriz Lady Gaga cobrará, según ha publicado Variety, 10 millones de dólares por su papel de Harley Quinn en Joker 2, una cifra que supone 10 millones de dólares que el coprotagonista de la película, Joaquin Phoenix, y 10 millones menos que el director y co-guionista Todd Phillips. Phoenix da el salto de los 4,5 millones de dólares que cobró por Joker a los 20 millones de la secuela (no ha trascendido el salto de Phillips, pero, a dedo alzado, suponemos que es mayor todavía). Esos son los datos objetivos.

Como estamos hablando de un musical, y resulta que Lady Gaga es una de las mayores estrellas ahora mismo en el mercado de la música, que además ha demostrado su capacidad como actriz (Ha nacido una estrella), es lícito preguntarse si nos encontramos ante un nuevo caso de disparidad salarial, si hay una brecha salarial derivada del género. Joker ha recaudado hasta ahora 1.000 millones de dólares y la secuela cuenta con un presupuesto de 200 millones de dólares, así que es lógico que las partes contratantes de la primera parte (nunca mejor dicho) se hayan subido el salario. Ahora bien, los 4,5 millones de dólares de Phoenix tampoco es que fueran migajas, y en cuanto a si cobró en proporción a su caché, por un lado tienes los 10 millones de dólares de Leonardo Di Caprio en Érase una vez en Hollywood, pero también que Jessica Chastain se llevó 2,5 millones de dólares por su papel en It: Capítulo 2., por citar dos sueldos de la época. En el caso de Lady Gaga estamos hablando claramente de una coprotagonista, con un caché musical innegable, no de una secundaria que pueda tener un cameo sobrepagado.

¿Está cobrando menos por ser mujer o está cobrando menos porque su papel tiene menos peso en la película (está claro que Zazie Beetz no llega a 10 millones de dólares de salario en esta película si recupera su papel) o sencillamente porque llega de nuevas a una mini-franquicia en la que van a ganar dinero los que primero apostaron por ella? Hasta no ver la película es imposible saberlo, pero hay una duda razonable con los términos «coprotagonista» en una historia de amor y hay una clara diferencia de género. ¿Si hubieran metido a un nuevo Batman con un actor reconocido, habría ganado este también 10 millones menos que Phoenix?

Siempre que se plantea el tema de la brecha salarial de género en Hollywood creo que es un excelente momento para recuperar otra vez lo que dijo la actriz Jennifer Lawrence en 2015 al respecto. Tenía 25 años, pero en su ensayo «¿Por qué gano menos que mis coprotagonistas masculinos?«, que publicó en la newsletter de la escritora, guionista, directora y actriz Lena Dunham, explicó la situación mejor que cualquier advenedizo periodista, como el que esto firma.

Jennifer Lawrence lo escribió cuando hackearon los archivos de Sony se conoció los salarios de actores y actrices en Hollywood vinculados a ese estudio. «Es difícil para mí hablar de mi experiencia como mujer trabajadora porque puedo decir con seguridad que mis problemas no son exactamente identificables. Cuando ocurrió el hackeo de Sony y descubrí cuánto dinero ganaba menos que la gente afortunada con penes [sic], no me enfadé con Sony. Me enfadé conmigo misma. Sentí que había fracasado como negociadora porque me di por vencida temprano. No quería seguir luchando por millones de dólares que, francamente, debido a dos franquicias, no necesito. (Ya dije que no era identificable, no me odies por ello)», escribía Lawrence.

«Pero si soy honesta conmigo misma, estaría mintiendo si no dijera que había un elemento de querer que me gustara [la cifra, sin dar problemas, asumiendo que esto es lo que hay, se lee entre líneas] que influyó en mi decisión de cerrar el trato sin una pelea real. No quería parecer ‘difícil’. En ese momento, eso parecía una buena idea, hasta que vi la nómina en Internet y me di cuenta de que todos los hombres con los que trabajaba definitivamente no se preocupaban por ser ‘difíciles’. […] ¿Estamos socialmente condicionadas a comportarnos de esta manera? Solo hemos podido votar ¿durante los últimos 90 años? […] ¿Podría haber todavía un hábito persistente de tratar de expresar nuestras opiniones de una manera que no ‘ofenda’ o ‘asuste’ a los hombres?», escribía también.

Sus palabras causaron un revuelo en Hollywood. Actrices como Jessica Chastain la apoyaron. «No hay razón por la que [una actriz como Jennifer Lawrence] deba hacer una película con otros actores y recibir un pago menor que a sus coprotagonistas masculinos», le dijo Chastain a Variety. “Es completamente injusto. No está bien. Ha estado sucediendo durante años y años. Creo que es valiente hablar de ello. Creo que todo el mundo debería hablar de ello». A lo mejor ahora no está de más hablar de ello. Por si las moscas.



Vía: Esquire ES

Fuente: Leer Artículo Completo