El lugar soñado para hacerte selfis y fotos de Instagram que son carne de like, existe, está en Madrid y se llama Ikono, una galería de arte para la generación TikTok

Si todo tu feed de Instagram había subido una foto con las flores gigantes del Palacio de Cristal del Retiro, prepárate: ahora llegan las instantáneas con alas de ángel de neón y piscina de bolas azul celeste. Llega a MadridIkono, un espacio instagrameable 100%, diseñado expresamente para que disfrutes de no tener que fingir que te interesa el contexto: ahí vas a hacer un buen shooting para redes sociales.

Cinismo aparte (nos ha salido de repente nuestro lado más ‘ok boomer’), la galería Ikono ofrece cinco universos diferentes en los que interactuar con todos los sentidos. Así lo explican desde su página web, en la que especifican que se trata de una experiencia apta para todas las edades (los menores de 12 años acompañados de adultos, eso sí) que dura en torno a los 60 minutos. La idea es involucrarse en cada uno de los viajes sensoriales que incluye cada una de las salas.

El Océano Ikono ya es uno de los espacios que nos resultan familiares gracias a nuestro feed de Instagram y de TikTok, seguido de cerca por el Vivid Lounge, repleto de neón, o la lluvia de confetti, una fiesta improvisada en la galería por cortesía de los cañones que disparan fotogénicas lluvias de colores.

La mascarilla, también adaptada al selfie

15 salas repartidas en tres plantas componen esta primera galería de arte interactiva de España, que importa un modelo que ya triunfa en otros países. Una iniciativa de ocio que no solo apela a ese narcisismo sediento de likes que a todos nos aflora de vez en cuando, sino que quiere convertirse en espacio de disfrute del arte y la fotografía, y que ha sido diseñada por el estudio de interiorismo de Alejandra Pombo, que acaba de estrenar en Cádiz El Cuartel del Mar.

Ikono arranca en tiempos pandémicos, convulsos para cualquier negocio, más si se trata de un espacio público. Por ello, se les medirá la temperatura a todos los visitantes antes de entrar, los protocolos de limpieza y desinfección se han intensificado y la mascarilla, aunque no muy fotogénica, será obligatoria. Para solucionar esto último, ofrecen con la entrada una mascarilla transparente perfecta para selfies (12 euros). El ticket general son 8 euros, 6 en el caso de los menores de 13 años (10 si ellos también quieren su mascarilla invisible).

Fuente: Leer Artículo Completo