¿Conoces los hoteles destino? Descubre esta nueva forma de viajar en la que dónde te alojas es lo más importante

Llevando la contraria a Kavafis en su mítico poema Ítaca, nosotras no queremos que el camino sea largo. Lo que queremos es llegar cuanto antes a los innumerables destinos nacionales perfectos que hay, ¡y por supuesto disfrutar de nuestro alojamiento! Las formas de viajar han cambiado y también los motivos para hacerlo.

Si antes nos incentivaban los museos o monumentos más emblemáticos de cada ciudad, ahora lo que nos llama la atención a la hora de viajar es vivir experiencias únicas. De ahí nace el concepto de “hoteles destino”, ¿lo conoces? Es muy sencillo, esta idea se basa en visitar establecimientos hoteleros que merezcan un viaje por sí mismos.

A la belleza de la ciudad o zona en la que están ubicados, en esta nueva forma de viajar se suma la importancia del dónde de alojas y lo que significa. Dormir en un castillo, en mitad de la naturaleza, en un entorno futurista o en un hotel de hielo son vivencias inolvidables que nos dan un motivo más que suficiente para viajar. Es posible disfrutar de algo único sin ni siquiera salir del hotel.

Algunos hoteles destino interesantes en España

No hay que ir muy lejos para disfrutar de algunos de estos hoteles destino. En España contamos con algunos que te ofrecerán experiencias únicas y que reciben visitas de todo el mundo solo por lo que representan.

Por ejemplo, el hotel O Semáforo de Fisterra en Galicia te permite dormir en “el faro del fin del mundo” en habitaciones temáticas dedicadas a historias marinas. Un sitio para relajarse y huir del mundanal ruido. Lo mismo ocurre con el Barceló Hamilton Menorca en Islas Baleares que es un icono del slow living y ha sido premiado como sostenible con el certificado Ecolider de TripAdvisor. También destaca el hotel Aire de Bárdenas que, además de algunas habituaciones minimalistas y panorámicas con vistas al campo, también cuenta con burbujas que permiten dormir bajo el cielo estrellado.

Otro sueño muy común, el de dormir en un castillo, es posible en Málaga en el hotel Monumento Castillo de Santa Catalina, una fortaleza construida en 1624 que ha sido declarada Bien de Interés Cultural. Y si queremos dar una vuelta de tuerca aún más espectacular podemos ir a la Isla de El Burguillo en Ávila que te permite, no solo dormir en un castillo, sino que además ese castillo está ubicado en una isla privada dentro de un embalse en el que pueden alojarse 10 personas.

Y si además de la espectacularidad arquitectónica o estética de los hoteles buscas experiencias aún más especiales puedes acudir al Hotel Marqués de Riscal en Álava para disfrutar, además de su icónica estructura futurista entre viñedos clásicos, de sus espectaculares catas de vino.

Por último, y si te gusta más disfrutar del ritmo de la ciudad, en este hotel podrás hacerlo ¡literalmente! Ya que el Barceló Imagine se trata del primer hotel musical de Madrid con habitaciones dedicadas a diferentes estilos musicales


Fuente: Leer Artículo Completo