Así afecta hacer deporte la calidad del sexo

Sí amigas, el deporte es bueno para todo y sino te gusta, quizá después de que descubras todo lo que aporta a tu vida sexual cambies de opinión. Parece claro que practicar deporte de intensidad moderada de forma regular mejora de manera el estado de salud físico y mental de las personas, algo básico para gozar de una adecuada salud sexual.

Las investigaciones científicas confirman que hacer ejercicio mejora la salud cardiovascular. Esto es esencial durante la relación sexual. El sexo requiere la dilatación de los vasos sanguíneos para aportar flujo de sangre a las zonas erógenas.

Otra de las causas que influyen en ejercicio físico en la mejora de nuestras relaciones sexuales tiene que ver con los factores metabólicos. La actividad física controla los niveles de insulina, evitando trastornos metabólicos que podrían afectar a la fase de excitación sexual. En otras palabras: el deporte mejora la calidad de la excitación.

La Universidad de Ankara (Turquía) llegó a la conclusión de que las mujeres atletas, en comparación con las mujeres con una vida sedentaria, tienen mayor flujo de sangre al clítoris -lo que mejora el orgasmo– y mejor función sexual. «Para las mujeres, estar físicamente en forma implica que la actividad sexual es mejor», concluían los autoresde la investigación en la revista Journal of Sexual Medicine publicado el año pasado.

Por otro lado, hacer ejercicio nos hace sentir bien con nuestro cuerpo yDormir desnuda adelgaza y mejora el sexo, nos sentimos más deseables y eso nos da mucha más seguridad, lo que a su vez nos permite disfrutar mucho más del encuentro sexual.

Eso,por no hablar de la resistencia. Obviamente al esta en mejor condición física, «aguantas» más tiempo y eres capaz de probar y hacer más posturas sexuales.

Y por último practicar deporte no solo influye de manera significativa sobre nuestra salud física, sino que también juega un papel esencial sobre nuestro bienestar emocional. Durante la actividad física segregamos varias hormonas que favorecen nuestro estado de ánimo, como las endorfinas, que nos hacen sentir felices; la dopamina, que nos motiva y activa el centro del placer; o la serotonina, que equilibra nuestro estado de ánimo y reduce el estrés.

Fuente: Leer Artículo Completo