Adiós a Enrique San Francisco: 10 razones (y un buen puñado de anécdotas) por las que echaremos mucho de menos al actor español más ‘canalla’ y carismático de los últimos 30 años

Ojiplático por naturaleza (de aspecto, más que de carácter), casi siempre despeinado y con aire burlón. Enrique San Francisco forma parte de la iconografía de una época, del cine quinqui, de nuestros cómicos cargados de ingenio, de la desvergüenza y la insolencia más sanas que tanta falta le hacen al sentido del humor. Hoy, familiares y amigos despiden a uno de nuestros artistas más queridos y nosotras recopilamos algunos de los momentos por los que, pase el tiempo que pase, brillará.

Por zafarse de la etiqueta de eterno secundario y acaparar las miradas en cada actuación, como la de su Tinín de Cuéntame cómo pasó, el personaje que formó parte de la vida de los Alcántara durante 9 temporadas y del que hoy se han querido despedir sus compañeros.

Detalle de la cuenta de Cuéntame cómo pasó en la que han querido despedirse de Quique San Francisco con algunas imágenes en stories y un "Hasta siempre, compañero"

– Por su honestidad y falta de postureo, desde la infancia marcada por un padre al que no conoció hasta que tuvo casi 18 años hasta los problemas con las drogas (que consiguió superar). Algunas de las declaraciones más increíbles se las escuchamos en El Hormiguero, como cuando le explicó a Pablo Motos el uso que le había dado a los tampones o cómo se encontró alguna vez en busca y captura.

https://www.instagram.com/p/ByiyXJhix2H/

Una publicación compartida de Follow San Francisco (@followsanfrancisco)

Por esa plasticidad que le permitió convertirse en legionario -francotirador, según sus propias declaraciones- y cambiarlo (porque su madre lo echaba de menos) por sus primeros paseos por Estudio 1.

Por enfrentarse a la vida con humor y hacernos partícipes de las cuestiones más cotidianas con esa seriedad que provoca una risa floja. Incluso después del grave accidente de moto que sufrió en 2002 que le supuso varias operaciones, un año y medio en silla de ruedas, otros tantos meses con muletas y cierta cojera, no perdió un ápice de su ironía.

https://www.instagram.com/p/CL4iJC5noCu/

Una publicación compartida de allas_marcos (@allas_marcos)

Por la historia de amor con Rosario Flores que pudo haber sido y no fue. Dicen de ella que fue el gran amor de su vida. Se conocieron a través de Antonio, el hermano de Rosario, pero ella –tras casi cuatro años de pasión y romance descontrolado- puso fin a aquella historia por no comulgar con temas de drogas.

Por las declaraciones que dio en la última entrevista en las que explicaba: “Estoy desesperado por salir de aquí… Ya en rebeldía, aunque me tratan como a un rey y me tienen en palmitas”. Por sus ganas de vivir.

Por sus ganas de conocer y descubrir el mundo (aunque eso le supusiera un episodio de encarcelamiento en Nepal, después de pelearse con un mono).

Por ese Cascales, personaje sin personaje de Amanece, que no es poco, al que jamás podremos olvidar.

https://www.instagram.com/p/CL4eByzl-B5/

Una publicación compartida de Plot Twist (@plot_twist_blog_)

Por su inconfundible voz ronca que nos predisponía a la risa.

Por ese anuncio de Campofrío en su última Navidad en el que, vestido de Parca nos recordaba “el milagro tan cojonudo que es estar vivo”.

https://www.instagram.com/p/CL4ePT1oWOH/
Fuente: Leer Artículo Completo