Abrigo y jersey negro: Ivanka y Melania Trump, máxima discreción en la recta final

La campaña para las elecciones de Estados Unidos vive su momento más álgido a tres días de su celebración, y los candidatos tratan de convencer a los votantes que aún no han depositado su papeleta con actos en lugares clave. A Donald Trump le apoyan su hija Ivanka y su mujer Melania, que este sábado ha protagonizado dos actos en solitario como muestra de que está al lado de su marido en su camino hacia la Casa Blanca. Ambas mujeres eligen con precisión sus estilismos y esta vez han coincidido en su apuesta: se han abrigado, y no se han quitado el abrigo, para pronunciar las que van a ser algunas de sus últimas palabras públicas previas a la cita electoral.

Este sábado, el presidente y la primera dama han estado en Pensilvania, aunque en lugares distintos, y Melania también ha visitado Wisconsin, tratando así de convencer en dos estados en los que Trump ganó en 2016 siendo el primer candidato presidencial republicano en hacerlo en 20 años.

La primera dama ha escogido para su doble cita un abrigo negro largo de estilo militar con solapas y escote en ‘V’, con cuatro bolsillos delanteros y grandes botones dorados del diseñador estadounidense Michael Kors (no es momento para elegir prendas de diseñadores de otros lugares). Ha llevado la prenda con un jersey de cuello alto negro y unas botas altas a tono de tacón fino y altísimo.

Es todo lo que la primera dama ha dejado ver sobre su estilismo mientras enviaba un mensaje distinto al de su marido en cuanto a la actitud frente al coronavirus pidiendo a los ciudadanos practicar comportamientos “seguros y responsables” durante las próximas navidades. Sus seguidores, sin respectar la distancia de seguridad, han llevado mascarilla en un momento en el que Estados Unidos registra los mayores datos de positivos desde el comienzo de la pandemia. El viernes, más de 99.0000 en solo 24 horas.

El abrigo que ha escogido Melania no es nuevo. Lo llevó en noviembre del año pasado para asistir al desfile del Día de los Veteranos en Nueva York junto a Trump. Entonces, con vestido (o conjunto de falda) cediendo protagonismo a sus salones de Manolo Blahnik. De esta manera que se suma a la tendencia de las royals europeas liderada por la reina española, doña Letizia, de reciclar ropa en tiempos complicados, a pesar de que Melania no es demasiado afín a lanzar este tipo de mensajes a través de su ropa. Pero en los últimos días, opta por estilismos discretos con abrigos cuando cae la noche en cualquier lugar de Estados Unidos.

Lo mismo ha hecho este sábado en Ohio su hijastra Ivanka Trump con un abrigo camel sobre un jersey negro de cuello alto como el de Melania. Ivanka tampoco se ha desprendido de la prenda para dejar ver su estilismo quizá para mostrar que la familia está en la misma línea y unida en un momento tan relevante para los Trump como el actual, en el que el presidente se juega revalidar su posición en la Casa Blanca o ceder el testigo a Joe Biden.


Fuente: Leer Artículo Completo