5 prácticas sexuales para volver a la rutina con ganas

Estamos seguras: la clave para superar (con creces) la depresión postvacacional es un orgasmo. No lo decimos nosotras -que también- sino la ciencia. Bajo esta premisa, reconocemos que la vuelta a la rutina es un proceso duro, que nos apetece bastante poco, pero que se puede hacer más llevadero con algunos consejos. Pues bien, nos hemos propuesto que este año septimebre empiece con buen pie, y por eso, hemos seleccionado las 5 prácticas sexuales que puedes llevar a cabo con tu pareja para alegrar vuestra vida íntima.

Toma nota, porque lo más probable es las quieras probar todas. Pero eso sí; poco a poco. Que si no septimebre, se te hará cuesta arriba.

Bondage

Es una de las prácticas eróticas más extendidas, de eso no hay duda.Con cintas, cuerdas o incluso una corbata (seguro que tenéis alguna por casa) podréis jugar, eso sí, con cuidado para que no desemboquen en posturas incómodas, marcas o pequeñas lesiones.

Sexo en público

Está comprobado: probadores, baños y el coche, esos son los lugares preferidos para el sexo ‘outdoor’. Si quieres aportar algo de chispa a tu relación, no te lo pienses dos veces: ten relaciones fuera del entorno habitual. ¿Lo más importante? Que nadie te pille.

Preliminares eternos

Puede parecer una practica aburrida, pero no: consiste en alargar los preliminares hasta que ninguno de los dos pueda aguantar más. Así disfrutaréis de las sensaciones sin presiones y cuando mantengáis penetración, será todo mucho más intenso.

A la rica fruta (o lo que quieras)

Incorporar alimentos en tu vida sexual es una muy buena idea. ¿Cuáles son los más socorridos? Miel, chocolate, helado… para embadurnar a tu pareja (o que te embardurne) y que podáis pasar una tarde de entretenimiento sin igual.

Sexo acuático

El ‘aquasutra’ es una de las cosas más divertidas que hay -palabrita- aunque se haya acabado el verano y no puedas mantener relaciones sexuales en el agua, hay muchas superficies en las que puedes dejar volar tu imaginación. El límite lo pones tú. En la bañera, en la ducha en algún jacuzzi…

Fuente: Leer Artículo Completo