· Primicia · Maximiliano Calvo, el músico argentino que ha unido a María León y Palomo Spain

Maximiliano Calvo no proviene de una familia de artistas. Nacido en Rosario (Argentina, 1989), la música entró en su ser a través del disco El amor después del amor de Fito Páez, que reproducía su madre los fines de semana en su cassete mientras limpiaba su casa, o de los tangos que resonaba en la óptica de su abuelo, al que visitaba cuando era niño. Melodías del cantante Roberto Goyeneche y canciones del Río de la Plata, “melancólicas, muy arraigadas en la arrabalera” que derivaron en su pasión por el bolero y el flamenco. Calvo siente el don de la música como una responsabilidad “que Dios o el destino le han otorgado”. Una suerte de sino en el enclave que vio nacer a otros artistas como el mencionado Páez, el grupo Los Gatos (primera banda en español rockera), o el movimiento de la trova rosarina. Incluso de maestros de la pintura, como Antonio Berni. Referencias a las que recurre a lo largo de nuestra entrevista y cuya esencia achaca "al romanticismo del litoral" que tanto le han marcado.

Con 17 años, este cultivado músico conoció el éxito como cantante y guitarrista del grupo Intrépidos Navegantes. “Fue una banda de colegio que se convirtió en algo supergrande. Nos descubrió Litto Nebbia, de Los Gatos, y terminamos teloneando a grupos como Pearl Jam, Muse o The Killers”, nos confiesa el artista desde su casa de Lavapiés, donde lleva afincado tres años. Calvo vino a España por Madrid. “La capital bohemia, de los bares, de los encuentros, de los locos y los artistas. Ha cumplido con súper creces mis espectativas. Tiene una poesía preciosa, un poco lastimada ahora, que entre todos pronto recuperaremos”. En el contexto de la pandemia, tuvo el honor de ser el primer artista de la historia de Warner en ser fichado de forma online. “Con un batín y una copa de vino en la mano”, ríe mientras continúa asegurándonos que prefiere el contacto físico.

Hablamos con él sobre su carrera, cómo ha vivido su aterrizaje en España, la inspiración creadora y, por supuesto, su último lanzamiento, Alguien tiene que morir, una canción acompañada con un videoclip protagonizado por la actriz María León y con vestuario de Palomo Spain.

https://youtube.com/watch?v=_b5NLZi-3w0%3Frel%3D0

¿Qué has encontrado en Madrid que te haya aportado de forma diferente a otros lugares?
Empecé a hacer música porque quería contar historias. Más que autor, me considero un anecdotista. Antes de la pandemia, me pasaba las horas en los bares, buscando esas historias, escuchando a los borrachines de Lavapiés (Ríe). Para ser un buen compositor tienes que hacer un buen trabajo sociológico. Se hace con el cuerpo, con la calle. Es necesario para contar aventuras verdaderamente sanguíneas que muevan al pueblo.

Tu estilo se mueve entre las canciones de raíz o música tradicional y la fusión. Vemos cómo modernizas boleros, tangos y flamenco y los mezclas, acertadamente, con ritmos más modernos. La cantante Rosalía fue muy criticada por ello. Guitarricadelafuente también adapta los géneros clásicos, cosa que tampoco gusta a los puristas. ¿Te preocupa lo que piensen de ti en este aspecto?
¡Guitarrica! Lo conozco de los bares de Madrid, de la nocturnidad y de guitarrear. Estuvimos en el bar Calvario, tocando con el local cerrado con la cantante Silvana Estrada. Pasaban estas cosas en el Madrid de antes. Creo que la música tiene que avanzar. Todos lo que intentamos modernizar "la música de raíz", lo hacemos con una intención noble. Tenemos que ser un poco más permeables. Estamos sobreestimulados de información y todo se ha vuelto un poco igual.

Me encanta toda la música pero hemos caído en la falta de singularidad. A veces escucho grupos y no me doy cuenta de quiénes son. Creo que hay que festejar a quienes celebrar la investigación, la búsqueda y la autenticidad. Y mirar hacia atrás. El ser humano tiene la maldición psíquica de cometer los mismos errores. Especialmente en la música, un espacio para el libertinaje donde no hacemos daño a nadie. No me quita el sueño que venga una persona que haga tango o bolero de toda la vida y me cuestione. Creo que hablaría peor de él que de mí. La música no es un ente estático. La historia tiene que avanzar, no debería estar estancada en estandartes antiguos, fuera de nuestro tiempo.

BUEN DOMINGO PARA ESCUCHAR EL BOLERO 💐 #alguientienequemorir Lalalalalallalalaal

A post shared byMaximiliano (@maximiliano.calvo) on

Tu último lanzamiento, Alguien tiene que morir, cuyo videoclip se estrena esta noche a las 22:00 h., se rodó en Asturias. ¿Por qué decidistéis hacerlo ahí?
Hablaba con Carlos Ares, el productor de mis últimas canciones, de ir a sitios para crear hechos históricos. Recordar cada canción con una historia especial. Alguien tiene que morir fue compuesta en la habitación 103 del Hotel Piedra, en Piedrasblancas, al lado de Salinas (Asturias). Con ello, creamos un lugar de encuentro de músicos, compositores y artistas, en un espacio que antes era un hotel familiar. Tenemos que poner de nuestra parte para resignificar los lugares, otorgarles su magia perdida, ahora que todos son un poco virtuales. Considero fundamental la movilidad física para atraer más emociones: vivir otros climas, otros paisajes, otra forma de vida. Esta aventura del cuerpo construye la canción de forma diferente y cultiva la sensibilidad. La letra cobra otro vuelo que no habrías conseguido desde de un confortable estudio o desde tu casa.

View this post on Instagram

ESTRENAMOS HOY A LAS 22HS @marialeonbarrios @raulrosillo 💐

A post shared by Maximiliano (@maximiliano.calvo) on

ESTRENAMOS HOY A LAS 22HS @marialeonbarrios @raulrosillo 💐

A post shared byMaximiliano (@maximiliano.calvo) on

Coincide en su título con la última serie del director Manolo Caro, producida por Netflix. ¿Tienen algo que ver?
(Ríe) La canción la hicimos para mandársela a Manolo pero no llegó a coordinarse. Así que hemos decidido lanzarla por nuestro lado porque era demasiado bonita. Quizás con el tiempo la gente la termine asociando y se convierta en la banda sonora de la serie en el inconsciente colectivo.

¿Cuál ha sido tu inspiración a la hora de crear esta canción?
En el concepto del morir de amor. Una cosa muy bolerística y onírica. Un dramatismo poético maravilloso. A medida que pasa el tiempo, las relaciones se convierten en una batalla épica de sensaciones. También hay un componente nocturno, muy del tango. El tipo que siempre está lejos de su amante y se cobija en la noche donde termina cayendo en el alcohol. Tiene a su vez un poco de tragicomedia ya que alguien siempre termina pereciendo en este juego. Así son las reglas. Y al final “ese alguien siempre soy porque siempre caigo a tus pies”. Una cuestión casi isabelina.

¿Y qué es para Maximiliano Calvo el amor?
El amor es una palabra que justifica cualquier tipo de locura. Bajo el estandarte del amor podemos hacer cualquier exceso en el sentir. Creo que es un momento de embriaguez del alma. Como no podíamos entender ese cúmulo de emociones, alguien dijo, vamos a agrupar estas locuras del cuerpo y del corazón, en esta palabra.

¿Cuáles son tus referencias a la hora de hablar de este sentimiento universal?
Caigo mucho en los boleros clásicos, en el tango y en el flamenco, por una cuestión visceral. Me gusta que las canciones rajen. Soy muy fanático también del decadentismo francés. Hasta tal punto que me olvido de la poesía o la lírica. Siempre vuelvo a Louis-Ferdinand Céline, con ‘El viaje de la noche’ que es mi libro favorito, o a Pedro Juan Gutiérrez, con la ‘Trilogía sucia de La Habana’.

HAS PRE GUARDAO #alguientienequemorir [email protected] y yo queremos saberlo 💐 . Disparó el dire @raulrosillo

A post shared byMaximiliano (@maximiliano.calvo) on

El videoclip de Alguien tiene que morir está dirigido por el creativo Raúl Rosillo. Además participa la intérprete María León. ¿Cómo surge esta colaboración?
Una tarde, reunidos en la terraza de Rosillo viendo el atardecer, le mostré mi canción. Me dijo: “Tiene que ser tu funeral”. Comenzamos a pensar en la muchacha que tenía que estar ahí, escuchando todos estos momentos oníricos del fallecimiento de su amado. Una mujer que llevase la mirada en el vídeo. Y pensamos: “¿Quién es la mujer española con la mirada más potente?”. Y coincidimos en que María León tiene una mirada tan poderosa que podría derrumbar el mundo. María tenía que guiarnos en el vídeo ya que todo lo que vemos de él, no existe. La verdad, os aconsejo que lo vean (risas).

Y contáis con un vestuario muy especial, firmado por el diseñador cordobés, internacionalmente conocido, Palomo Spain. Sus prendas suelen ser muy atrevidas. ¿Te has sentido cómodo llevándolas?
Sí, es muy amigo de Raúl y nos conocemos bastante. Ya me había dado vestuario para los conciertos del Café Berlín, sin esperar nada a cambio. Nos parecía bonito que la historia tuviera toda su obra textil (que es maravillosa). Creo que hay que romper las barreras en torno a la cuestión de si una prenda debería llevarla un hombre o una mujer. Si te das cuenta de lo que ocurre en el vídeo, soy una especie de militar con falda que canta. Hay que hacer las situaciones propias. Hay que tomar lo que teníamos establecido, romperlo y seguir andelante.


Fuente: Leer Artículo Completo