Tras el 'strawberry blonde': la adaptación para morenas

El chocolate y la fresa es una combinación de lo más apetecible, por eso resulta extraño que hace algunas temporadas no surgiera la versión para morenas. Entonces el strawberry blonde, ese rubio con subtonos rosas -abanderado por celebrities como Kristen Stewart- impactó y llegó a la cúspide de las tendencias, pero no hubo alternativa para los cabellos más oscuros. Buenas noticias: el strawberry brunette ha llegado para colorear las melenas más intensas esta primavera.

El strawberry brunette es un tono que abarca varias tonalidades de moreno o tonos chocolate a los que se les añade una pequeña parte de color fresa. No ha sido casualidad que esta tendencia resurja justamente ahora, lo ha hecho impulsada por celebrities como Zendaya o Kendall Jenner, que han sido las primeras que se han animado a probar la coloración de moda.

Para no arrepentirte es fundamental que acudas a un salón que cuente con buenos coloristas para realizar el cambio. Es una tendencia que se adapta fácilmente a las características de cualquier mujer, ya que no se define estrictamente un tono de moreno, ni un tono de rosa. Será el especialista, quien teniendo en cuenta el color de la piel, de los ojos y las facciones de cada persona quien seleccione el tono adecuado y con el que no existirán posibilidades de arrepentimiento.

https://www.instagram.com/p/CW65XXQp-Uo

A post shared by barbie ferreira (@barbieferreira)

Una vez que has tomado la decisión te puede surgir la pregunta de qué hacer con tus cejas. Puede que pienses que el pelo oscuro de las mismas va a hacer demasiado contraste con el tono afresado de tu futura melena. Puede que sí, pero lo cierto es que no debe suponer una preocupación para ti, ya que la tendencia general es llevarlas así, solo hay que echar un vistazo a los looks de las celebrities que ya llevan el strawberry brunette. En cualquier caso, si para ti supone un conflicto siempre puedes optar por una melena degradada, dejando en las raíces tu tono moreno natural y poniendo el tono fresa desde los medios hasta las puntas. De esta manera la altura del cabello que queda sobre las cejas será del mismo colore que estas.

Otro aspecto a tener en cuenta es el mantenimiento de la coloración ya que el tono rojizo es uno de los que se pierden con más facilidad. Hazte a la idea de que tus visitas al salón de belleza deberán aumentar de frecuencia. También hay productos, como las mascarillas de color, que te ayudarán a conservar el color en su punto óptimo hasta la siguiente visita a la peluquería.



Fuente: Leer Artículo Completo