The Underargument: la firma de lencería que no elige a las modelos por su físico sino por su historia

Lo importante no es el aspecto físico sino la historia que hay detrás. Eso es precisamente lo que refleja The Undeargument, una firma de lencería que aboga por la diversidad en un terreno tan complejo como el de la moda que a pesar de los grandes avances logrados en las últimas décadas sigue estando marcado por cánones irreales y anticuados.

Maïna Cissé, fundadora de la etiqueta, apuesta por la individualidad, por un horizonte más allá de conceptos tan superficiales como las medidas de una mujer, de ahí que la creación de anticasting, un método para elegir a las modelos que protagonizan las colecciones de la marca donde la apariencia no resulta clave y sí sus propias experiencias.

https://www.instagram.com/p/B-61l6BHraK

View this post on Instagram

Read @dorothyemc's full story “It's just a body” on the site. Link in bio.⠀ ⠀ ————⠀ ⠀ Dorothy is wearing the “Break the glass ceiling” longline bra and “Uniqueness is strength” highwaist briefs from the no.02 For identity // Against stereotypes collection ⠀ ⠀ ————⠀ ⠀ Have a story to share too? Submit it to our #anticasting and come shoot with us! If you don't see yourself or your story represented here, that's one more reason to apply. We want to hear from you! Link in bio.⠀ ⠀ ————⠀ ⠀ #theunderargument #tua #underargument #individuality #anticasting⠀ #wearablereminders #lingerie⠀ #affirmation #empowerment #empowered #selfdevelopment #selfconfidence⠀ #foridentity #againststereotypes #identity #stereotypes #nostereotyping #nobodyshaming #worthy #worthiness #potential #nobox #diversity #beyourself #beingyourself #beingwoman #privilege

A post shared by the underargument (@theunderargument) on

De forma libre, las mujeres envían historias sobre una gran variedad de temas, no hay reglas establecidas, y desde The Undeargument eligen aquellas que más han llamado su atención sin ver una imagen de ellas ni mucho menos conocer su talla o altura. Hasta el día del rodaje, como bien apuntan en su sitio web, no tiene lugar ese encuentro.

Posteriormente, estas experiencias son compartidas en la propia página de la firma con el objetivo de empoderar tanto a quienes deciden atreverse y mostrar sus sentimientos como los usuarios que puedan verse reflejados en ellos. No es solo una firma de lencería, es un lugar para conectarse con el público.

Además de ello, cada una de las piezas que forman parte de sus colecciones, -la primera de ellas fue lanzada en 2018-, cuenta con un mensaje lleno de fuerza y poder que tiene como objetivo ayudar a quienes lo adquieran a quererse, a sentirse libres con su cuerpo.

Un concepto que ha logrado revolucionar el sector de la lencería en particular y el la industria de la moda en general, que promete marcar el camino del futuro. ¡Bravo!



Fuente: Leer Artículo Completo