Objetivo: los brazos de Letizia, estos son los tratamientos que podría hacerse la Reina para tenerlos así de bonitos y tonificados

No solo seguimos muy de cerca y al detalle todos los looks de la Reina Letizia, sino también que también estamos muy pendientes de sus trucos de belleza. Hace unos días, dábamos con el sérum de vitamina C que utiliza e incluso conocíamos la mascarilla facial antiarrugas que comparte con el Rey Felipe. Pero no solo es el rostro lo que la Reina luce perfecto, sino también su figura. Está claro que Doña Letizia lleva una dieta muy estricta y una rutina de entrenamientos muy constante, pero, ¿qué hay de los tratamientos?

Es más que probable que la Reina combine sus ejercicios para brazos con tratamientos para mantener y mejorar esa increíble figura que luce siempre. Unos brazos muy fuertes y tonificados con los que sorprende debido a que esta es una de las zonas más difíciles de tratar. “La cara interna del brazo está muy sujeta a cambios hormonales. También es una zona donde se deposita grasa y trabajar la piel ahí es muy difícil porque es muy fina”, explica la Doctora Carmen Fernández de la Clínica Ayestarán Medicina.

Por ello, la experta recomienda recurrir a tratamientos como Radiesse (Hidroxiapatita Cálcica), que actúa como inductor y estimulador del colágeno, porque esta zona “no se puede rellenar con ácido hialurónico como se hace con otras partes del cuerpo”. Además, “la cirugía en esa área tiene además resultados muy regulares ya que quedan a veces cicatrices muy antiestéticas y difíciles de ocultar”, añade la doctora Fernández.

“La flacidez en la cara interna de los brazos afecta a muchas mujeres a partir de los 30-35 años, incluso a las más delgadas. Además de por el paso del tiempo, también se produce por otras razones como llevar una alimentación desequilibrada, una vida sedentaria, aumentar o bajar de peso bruscamente, los embarazos o los trastornos hormonales. Y se traduce en unas antiestéticas alas de murciélago o brazos efecto salero. La degradación de las fibras de colágeno y elastina dejan la piel y los músculos flácidos y descolgados”, describe Laia Puig responsable de cosmética de LPG España.

Desde LPG recomiendan el tratamiento Protocolo Express Remodelador, un equipo que lleva un nuevo cabezal que incorpora un rodillo y una válvula motorizados, que realizan un masaje mecánico y una aspiración secuencial sincronizada, desde el codo hasta el omoplato y por todo el antebrazo, que permite movilizar y liberar la grasa localizada, activar el sistema circulatorio y el drenaje linfático, y estimular los fibroblastos para que vuelvan a producir de nuevo ácido hialurónico, colágeno y elastina.

Sin embargo, si la flacidez es muy grande o si hay una masa de grasa importante, en la Clínica Ayestarán complementan este tratamiento con otros. “Si hay grasa, por ejemplo, con Coolsculping. Si lo que tenemos es un músculo sin trabajar, siempre con algún tipo de tratamiento como EMsculpt’”, explica. Es el único procedimiento no invasivo en el mundo que desarrolla la musculatura de forma eficaz, utiliza la acción de un campo magnético focalizado de alta intensidad que induce contracciones musculares de alta intensidad que no se pueden realizar con entrenamiento común.

La Doctora Beatriz Beltrán también usa Radiesse para tratar la flacidez corporal de brazos y rodillas. (Sí, las rodillas también nos preocupan). ‘”Se trata de un gel reabsorbible formado por micropartículas de Hidroxiapatita Cálcica, un componente biocompatible, lo que le convierte en un relleno seguro y efectivo. Con resultado excepcionales y muy naturales’”, explica sobre esta técnica que es muy probable que use la Reina Letiza para lucir esos brazos tan espectaculares.

Fuente: Leer Artículo Completo