Mimarse y sentirse bien: los motivos para comprar cosméticos

En los últimos años el mundo de la belleza ha vivido una auténtica revolución. No solo en la innovación y el lanzamiento de nuevos productos, sino también en los hábitos de los consumidores, en los valores y las expectativas de los compradores, y en los motivos que nos llevan a cuidarnos, tal y como desvela el estudio de tendencias de belleza de Klarna, la entidad que ha revolucionado el sector de la banca minorista mejorando la experiencia de compra con su tecnología innovadora.

Según este estudio, realizado en febrero de 2022 en colaboración con la agencia de investigación Dynata con más de 4000 participantes de España, Italia y Francia, incluyendo a 3000 mujeres, el principal motivo que lleva hoy en día a comprar productos cosméticos está relacionado con el concepto de sentirse bien y mimarse. La belleza está cada vez más ligada a la idea de bienestar, y así lo demuestran los datos: el 39% de las españolas asegura que sentirse bien en su piel es lo que les impulsa a comprar cosmética y cuidarse, seguido del 20% de las encuestadas que eligen mimarse como principal motivo.

El ‘skincare’ se impone al maquillaje

Esta es una de las principales razones por las que los productos de skincare se venden más que los productos de maquillaje, tal y como refleja el estudio de Klarna. La pandemia ha alterado la vida diaria de las personas, y eso también se refleja en sus hábitos beauty. El estudio revela que las generaciones de más edad usan cada semana más productos para el cuidado de la piel que los jóvenes, y un 90 % de media los utiliza, como mínimo, una vez a la semana.

Conceptos como quererse a uno mismo (self-love) y aceptar nuestro cuerpo (body positivity) están ganando terreno. Aunque esto no significa que hayamos dejado de lado el maquillaje. De hecho, los hábitos en make up también son reflejo de la pandemia y están unidos a esa idea de sentirnos y vernos bien. Los iluminadores son el producto de maquillaje más popular entre la generación millenial en España (72 %) y Francia (63 %). Y tanto españolas como francesas se maquillan menos porque ahora prefieren los looks más naturales.

La importancia de la sostenibilidad

El estudio no solo recoge los hábitos beauty de los encuestados, sino que también se fija en qué tenemos en cuenta a la hora de comprar cosmética. Y la sostenibilidad se impone como una tendencia al alza. Ya no solo nos fijamos en el precio, la marca y la calidad a la hora de comprar productos, sino que también nos importa el medioambiente, y los productos sostenibles empiezan a estar en la lista de los más demandados.

Para muchos consumidores, la situación medioambiental es cada vez más preocupante. Todas las generaciones están dispuestas a adoptar comportamientos más sostenibles y buscar, de forma activa, marcas cosméticas transparentes.

El 55 % de los consumidores españoles lo hace porque considera que es bueno para su piel, junto al 48 % que asegura que le da buenos resultados en la piel. El 47 % los prefieren también porque reducen el impacto medioambiental, y no testar en animales y evitar el uso de químicos sobre la piel son otras de las motivaciones.

Otra de las tendencias que escala posiciones es el uso de envases rellenables. Reducir los residuos está cada vez más presente en la mente de los consumidores, y de tener la oportunidad, más de 7 de cada 10 consumidores de productos de belleza optaría por usar productos rellenables para reducir los residuos de los envases. Los más interesados en comprar productos en envases rellenables son la generación Z en España e Italia y los millenials en Francia.

El auge de las herramientas de belleza

Otro de los aspectos que llama la atención del estudio presentado por Klarna se centra en el auge de las herramientas de belleza. La mayoría de los consumidores de productos cosméticos de España e Italia aseguran usar alguna herramienta en su rutina de belleza. El cepillo de limpieza facial es la herramienta más popular en los tres países, aunque los rodillos de jade ocupan ya el segundo lugar en España (40%) y los tonificadores faciales son más populares en Italia, con mayor uso entre los tres países (35%).

El éxito de los tutoriales ‘beauty’

Otro hecho significativo que destaca el estudio es cómo buscamos información a la hora de cuidarnos y adoptar nuevas rutinas de belleza. El informe de Klarna revela que muchas personas están influenciadas por los tutoriales de belleza y contenido de redes sociales en las que los influencers hablan de cómo las rutinas de belleza se han vuelto más sencillas y prácticas. Gracias a la innovación y la tecnología, en lugar de usar docenas de productos cada día, los pasos se han reducido en básicos que hacen el mismo efecto.

En España, el porcentaje de mujeres que siguen los tutoriales de belleza (vídeos y hauls de Youtube) de influencers alcanza el 34%, mientras que en Italia los siguien el 33% y en Francia, el 23%.




Fuente: Leer Artículo Completo