Linda Evangelista, desfigurada tras una cirugía plástica

Fue una de las modelos más importantes de los años 90 y la que pronunció en una entrevista su frase más famosa: «Nosotras no nos levantamos de la cama por menos de 10.000 dólares al día». Nos referimos a Linda Evangelista, que a sus 56 años vuelve a ser noticia por la publicación en su cuenta de Instagram de una emotiva carta en la que explica los motivos por los que está desaparecida y no sale en ningún medio de comunicación.

En un post titulado «La verdad, mi historia», la ex super modelo se sincera sobre la «deformación permanente» que sufrió tras someterse a un procedimiento de reducción de grasa denominado CoolSculpting. «Hoy he dado un gran paso para enderezar un mal que he sufrido y me he guardado durante más de cinco años. Para mis seguidores que se han preguntado por qué no he estado trabajando mientras las carreras de mis compañeras han prosperado, la razón es que fui brutalmente desfigurada por el procedimiento CoolSculpting de Zeltiq que hizo lo contrario de lo que prometió». Este tratamiento está diseñado para la reducción de la grasa por enfriamiento controlado (criolipólisis).

https://www.instagram.com/p/CUJZa40tWXC

A post shared by Linda Evangelista (@lindaevangelista)

Y continúa diciendo que aumentó, pero no disminuyó, sus células grasas y le dejó permanentemente deformada incluso después de someterme a dos dolorosas e infructuosas cirugías correctivas. «Me ha dejado, como han descrito los medios de comunicación, ‘irreconocible'».

Linda explica también la «profunda depresión» con la que vive ahora. «He desarrollado una hiperplasia adiposa paradójica o HAP, un riesgo del que no fui informada antes de someterme a los procedimientos y que no sólo ha destruido mi medio de vida, sino que me ha sumido en un ciclo de profunda depresión, profunda tristeza y las más bajas profundidades del autodesprecio. En el proceso, me he convertido en una reclusa».

https://www.instagram.com/p/COG2lZGL5HM

A post shared by Linda Evangelista (@lindaevangelista)

Una de las últimas apariciones públicas de Linda Evangelista fue en 2015, cuando la vimos en la presentación de una fragancia en Nueva York. Fue entonces cuando comenzaron las críticas sobre su aspecto físico, su aumento de peso o sus arrugas. Más tarde, unas imágenes de la ex modelo en Japón hicieron saltar las alarmas al aparecer con unos kilos de más, algo que muchos pensaron que se debía a un «ligero» descuido de la modelo con los dulces y deseándole que recuperase la figura que enamoró al público en los años 90.

En 2017, durante la Semana de la Moda de la Milán, Claudia Schiffer Cindy Crawford, Naomi Campbell, Carla Bruni y Helena Christensen se subieron de nuevo a las pasarelas para homenajear al diseñador Gianni Versace en el vigésimo aniversario de su muerte. La única que faltó fue Linda Evangelista.

Volviendo a la carta, la ex modelo ha explicado también que el motivo de contar a todo el mundo lo que le ha ocurrido es para librarse de la vergüenza y hacer pública su historia. «Estoy muy cansada de vivir así. Me gustaría salir por la puerta con la cabeza alta, a pesar de no parecerme ya a mí misma».

https://www.instagram.com/p/B3A2WqAAigt

A post shared by Linda Evangelista (@lindaevangelista)

Obviamente son muchas las personas que le han mostrado su apoyo en las redes sociales, como por ejemplo la actriz January Jones que ha escrito: «Me encanta que reivindiques tu historia. Esta fuerza y valentía supera cualquier apariencia externa superficial. Un icono es un icono. Siempre❤️».



Fuente: Leer Artículo Completo