Las famosas se pasan al rubio: mechas vainilla, la verdad de la camomila y otros trucos del gurú del cabello en España

En España, y en general en medio mundo, ser rubia no se nace, se hace: según un estudio de Wella, siete de cada diez melenas doradas lo son gracias al tinte o la decoloración. Con la reapertura de los salones en EE.UU y tras varios meses de confinamiento, algunas famosas morenas están probando las mieles del rubio.

La primera fue Kaia Gerber, que “empezó recortando su melena con un elegantísimo y favorecedor a-line pixie, después sorprendió a todos durante la cuarentena con un bronde (un tono de mechas entre el castaño y el rubio), pero ahora se entrega al rubio más claro para recibir el verano”, describe uno de los gurús del rubio en nuestro país, el reputado estilista Eduardo Sánchez (creador y director creativo del salón que lleva su nombre en Madrid, Maison Eduardo Sánchez). “Se trata de un rubio vainilla con las puntas ligeramente más saturadas. Un rubio muy veraniego, que además resalta a la perfección el lob que luce la modelo. Un corte con un ligero degradado y trabajado con navaja en las puntas para crear ese efecto de plumas y de ligereza, que se acentúa aún más gracias al tono”, añade Sánchez. “Ella es guapísima… muy radical y extremo tendría que ser el cambio para que no le quedara bien, pero está más favorecida con un cabello más oscuro, con su clásico tono marrón chocolate puesto que favorece mucho a su tono de piel y a sus rasgos”, dice este experto colorista.

A post shared by Kaia (@kaiagerber) on

Testigo de todo lo que sucede alrededor de las famosas, las redes sociales no han tardado en apreciar que el rubio de Kaia es cada vez más claro.

A post shared by HELLO! Türkiye (@hellodergisi) on

Desde su experiencia, Eduardo Sánchez advierte que pasar de morena a rubia puede suponer “un cambio drástico y bastante llamativo pero en el que siempre hay que tener muy en cuenta la calidad del cabello, puesto que aclararlo tanto, supone una agresión importante para el pelo y no todos pueden soportarlo”. Y añade: “Por eso, ahora más que nunca, de cara a estos meses de sol, debería extremar las precauciones y apostar por una doble protección –con protectores capilares y sombreros–, así como hidratación constante en forma de sérums, mascarillas y aceites, y el uso de champús, acondicionadores o mascarillas con pigmentos violetas que eviten que el tono torne hacia amarillos y verdes”.

Otra morena clásica, la modelo Emily Ratajkowski, ha seguido esta estela de color, abandonando su característico tono castaño por un rubio mantequilla con muchos matices. El suyo es un rubio que no esclaviza, ya que no se trata de un color homogéneo de raíz a puntas, sino que mezcla hebras muy claras con mechones castaños, lo que le evitará el temido efecto raíz.

La británica compartió su nueva imagen a través de un selfie en Instagram con un pie de foto inequívoco: “BLONDE”. Una imagen que, por cierto, viene con un trabajo, ya que Ratajkowski ha anunciado que será la imagen de la colección para rubias Blond Absolu de la marca de cuidado del cabello Kérastase. Desde entonces, la modelo ha compartido numerosas fotografías de su estrenado rubio.

View this post on Instagram

🤍

A post shared by Emily Ratajkowski (@emrata) on

A post shared by Emily Ratajkowski (@emrata) on

A post shared by Emily Ratajkowski (@emrata) on

Qué rubios se llevan (y cuáles son los más fáciles para las morenas naturales)

A la pregunta de si todas las mujeres pueden ser rubias, en una entrevista en Vanity Fair, el propio Sánchez contestaba: “Pueden. ¿Que sea lo mejor? No necesariamente. Considero que primero hay que tener en cuenta de qué base partimos y, después, saber a dónde queremos llegar. Este diagnóstico es muy importante. No creo en el rubio para todas ni en el rubio a cualquier precio. Dependerá mucho de las facciones y las cejas de cada una, pero claro que una morena puede ser rubia.”

Lo cierto es que cuando una decide pasarse a rubia no toma la decisión a la ligera: un cambio a rubio es una decisión del todo intencional, y este tono tiene tantos matices, estéticos y emocionales, como mujeres que lo llevan. "En determinadas ocasiones funciona como un acto de rebeldía, nos ayuda a romper con nuestra imagen", nos contaba en una ocasión otro maestro del rubio, el estilista Quique Sánchez (fundador y director de Espacio Q en Madrid). Nos explicaba también que esta devoción por el cabello rubio tiene que ver con la gran cantidad de iconos femeninos y referentes que hicieron de su melena un mensaje, tonos legendarios como el de Kate Moss o el de Claudia Schiffer en sus comienzos en la moda.

"Podemos observarlo en pasarelas, en editoriales de moda… Vuelven los tonos más dorados y los matices arena después de un tiempo donde los acabados hielo y los cenizas han copado el panorama", nos confirmaba este estilista. Efectos cálidos, -"resultan muy favorecedores porque aportan más luminosidad al rostro"- pero ¿naturales? "Para que un rubio sea bonito no es necesario que tenga que parecer natural. El 50% de un rubio bonito se basa en el cuidado del mismo, sobre todo en casa, utilizando los productos adecuados para mantenerlo sano, hidratado y brillante”, añadía.

¿Rubia sin decolorar? Es posible

Aclarar el pelo de manera natural y sin tener que recurrir a la decoloración es algo que les gustaría a muchas mujeres. Conseguirlo, sin embargo, no resulta tan sencillo. Sin embargo, siempre que se desee un color dos tonos (o más) más claros del natural y que se parta de una base oscura, será imprescindible hacer un proceso de decolorado. Sin embargo, si lo que se busca es un tono ligeramente más suave y no un cambio radical, entonces la camomila es un buen aliado doméstico.

Algunas modelos, como reveló la modelo Vanessa Lorenzo en su blog en 2015, consiguen un efecto mechas más claras que su tono de partida gracias a lociones aclarantes infusionadas con camomila.Además de los clásicos champús para niños, existen sprays aclarantes, como el famoso Sun In, que muchas modelos solían comprar en sus viajes a EE.UU. y que hoy es posible conseguir a través de Amazon. En farmacias es fácil encontrar el Spray Aclarador a la Camomila y Miel de Klorane. En el laboratorio explican así por qué funciona: “Presente en el pistilo, el pigmento amarillo llamado apigenina se fija en las escamas sin penetrar en el cabello, para aclarar de forma natural los cabellos rubios y ofrecer reflejos dorados al cabello castaño.” Su producto contiene camomila cultivada en suelos arenosos y rebosantes de sol en Egipto, respetando el ecosistema del entorno, y también miel, con lo que aporta una gran luminosidad que progresivamente se va volviendo rubia.

Disponible aquí.

Para que este tipo de productos lleven al tono deseado, es importante seguir dos recomendaciones a la hora de usarlos: 1) Esperar un par de semanas entre una aplicación y otra, ya que el efecto de estas lociones suele ser progresivo, y además va cambiando según la exposición al sol y al calor; y 2) Pulverizarlo de medios a puntas: es cierto que al no contener amoniaco ni otras sustancias decolorantes, el cambio es más suave, pero un buen consejo para asegurarse el tono deseado es comenzar por aplicarlo sobre las puntas, así se va viendo la progresión y se puede ajustar el color. Es recomendable tener en cuenta que la camomila es recomendable sobre bases rubias oscuras o castañas claras, ya que en tonos más marrones puede devenir en un aclarado anaranjado que quizá no es el tono deseado.

Fuente: Leer Artículo Completo