La tendencia de pelo es una locura: vuelven el liso tabla y la permanente de los 90

Aunque ya es prácticamente imposible que una tendencia se alargue los seis meses de rigor, una cosa está clara: este invierno iremos viendo desfilar muchos estilos de pelo revivalistas por el escaparate de las famosas y las influencers en Instagram. La moda nos devuelve ahora muchas de las claves de estilo de aquella década (por ejemplo, los coleteros), y los estilistas de pelo se suman con dos acabados que no pueden estar más alejados el uno del otro. Por un lado, las largas planchadísimas melenas al más puro estilo Naomi Campbell. Por otro, las permanentes químicas que, entonces, conseguían un rizo casi siempre más cerrado de lo que deseábamos. Cuántos disgustos nos causaron.

Por suerte, hoy han mejorado muchísimo los líquidos fijadores con los que se consigue el rizo permanente en una melena lisa y ya no tiene porqué dañar el pelo. De hecho, podemos optar por rizo y ondas semipermanentes que vayan desdibujándose a partir de los cuatro meses. No es el caso de Camila Cabello, quien ha confesado que sus rizos son producto de una permanente clásica, como las que se hacían en los 80 y 90. Su rutina capilar incide en definir y suavizar: usa acondicionador, un bálsamo para pelo rizado y lo deja secar al aire.

Para obtener la melena ultra lisa que también marca la tendencia podemos recurrir a tratamientos permanentes que no dejan de cuidar nuestro pelo, como el alisado con keratina. Aún así, unas planchas de calidad y generosidad con los productos de protección contra el calor pueden ser nuestras mejores aliadas. Contra el encrespamiento, inevitable si vives cerca del mar o en los inviernos lluviosos, puedes utilizar un buen serum y llevar siempre a mano un aceite para el pelo.

Lo mejor de ambas opciones es que la cuestión del peinado se simplifica hasta extremos casi minimalista. En el pelo liso, lo único que tendremos que decidir es dónde llevar la raya, teniendo en cuando que la tendencia favorece muchísimo ahora mismo la raya en medio. Si le queda bien a la forma de tu cara, no lo dudes. Las melenas rizadas lo tienen aún más fácil: una vez definido el rizo, lo ideal es llevarla con el máximo movimiento. Sin complicaciones.

Fuente: Leer Artículo Completo