Inglaterra prohíbe el uso del bótox en menores de edad

El uso del bótox y de la cirugía estética no deja de disparar sus cifras. Las clínicas especializadas en retoques estéticos llevan años sumando nombres a su lista de clientes y la agenda se llena por completo en un contexto social en el que los filtros fotográficos y las aplicaciones de corrección de imágenes están a la orden del día y son accesibles desde cualquier dispositivo.

Si bien desde años atrás esta tendencia crece cada vez más, desde el mes de marzo de 2020, cuando comenzó la cuarentena por la Covid-19, su demanda ha ascendido notablemente. Las peticiones para inyectarse bótox no solo han incrementado, sino que también se han hecho populares entre las generaciones más jóvenes.

Las imágenes con Photoshop y retoques de las redes sociales son uno de los factores principales por los que la sociedad ha querido cambiar su físico. Buscar una imagen idílica y perfecta es siempre uno de los cometidos de las plataformas sociales y eliminar una realidad engañosa una de las luchas contra las que Reino Unido se ha puesto en pie desde febrero de este mismo año.

Si bien en ese mismo mes el Advertising Standards Authority ( el organismo regulador de publicidad) de Inglaterra determinó que las referencias e influencers del mundo online deben publicar sus imágenes sin emplear herramientas engañosas como los filtros de belleza, ahora la Ley de Toxina Botulínica y Rellenos Cosméticos (Niños) determina que los menores de edad no podrán someterse a tratamientos de bótox ni rellenos dérmicos. Los que incumplan la ley podrán ser multados y sometidos a un enjuiciamiento penal.

Esta nueva medida incluye tanto a los ciudadanos de Inglaterra como a los visitantes ya que incide sobre los profesionales y médicos que administren o inyecten estos productos a los menores de 18 años.

La secretaria de Estado de Salud Mental de Reino Unido, Nadine Dorries, afirmó que los datos alcanzaron cifras excesivas. La cuantificación señala que en 2020 fueron 41.000 los procedimientos de bótox que se suministraron a menores de edad.

Al margen de los cambios físicos, el bótox también se usa para paliar o reducir determinados problemas y enfermedades de salud. El acné o la rosácea son algunas de las alteraciones de la piel que también llevan a las personas a apostar por este tratamiento.

En Inglaterra también han querido dejar claro que, en casos en los que sea imprescindible para la salud, como las migrañas, estará permitido siempre y cuando se haya diagnosticado previamente por un profesional de la salud.

Los motivos que han llevado al gobierno británico a tomar esta medida son claros: evitar generar una imagen engañosa, fomentar la diversidad y, sobre todo, evitar posibles complicaciones médicas que bien por el centro en el que puedan suministrarse estos tratamientos o por la salud del menor, pueden terminar agravando su salud.

En España, por el momento, no hay una normativa específica que regule las intervenciones de cirugía plástica pero los menores de 16 años sí pueden someterse a intervenciones siempre que cuenten con la autorización de sus tutores legales. Por otro lado, la ley española dictamina que solamente pueden realizar este tratamiento los médicos colegiados que se hayan especializado en esta disciplina. Si bien en Reino Unido hasta el momento también podían realizar este tratamiento otro tipo de profesionales como los esteticistas, en nuestro país solamente puede estar en mano de médicos que tengan, además, una clínica con licencia para hacerlo.




Fuente: Leer Artículo Completo