Incienso y mirra: los ingredientes clave para cuidar la piel

En los últimos años hemos sido testigos de cómo activos que desconocíamos se han ido posicionando comoalgunos de los mejores ingredientes para cubrir las distintas y múltiples necesidades de la piel. Desde el ácido hialurónico que tiene propiedades rejuvenecedoras y contribuye a mantener la piel flexible a otros ingredientes como el ácido lactobiónico, la niacinamida o el aceite de coco, que además de utilizarlo en la cocina, es un potente ingrediente tanto para la piel como para el cabello. Sin embargo, últimamente hemos oído hablar del incienso y del aceite esencial de mirra. Se debe a que cada vez son más las firmas cosméticas que incluyen estos dos componentes en sus fórmulas, ya que ambos productos contienen grandes beneficios para el cuidado de la piel, específicamente para la piel sensible en el caso del incienso y la mirra por sus poderes anti-aging.

Incienso

El incienso siempre ha sido una planta usada fundamentalmente por sus poderes relajantes en la meditación, ya que ayuda a combatir la ansiedad y el estrés. Pero en la cosmética, tal y como apunta Paola Gugliotta, fundadora de Sepai y APoEM, «el aceite esencial de incienso tiene propiedades de belleza no tan conocidas. Entre ellas, hay que destacar que combate la sequedad de la piel y el envejecimiento. Los egipcios ya lo utilizaban para hacer mascarillas faciales de rejuvenecimiento.»

«También tiene efecto antiinflamatorio y es dermoprotector, por lo que se aconseja su uso incluso en pieles atópicas o extremadamente sensibles. Hay que destacar que no engrasa la piel, sino todo lo contrario, ya que también tiene propiedades astringentes. Otra de sus propiedades es que tonifica la piel», añade la experta.

Mirra

«El aceite esencial de mirra, es considerado sagrado desde la antigüedad y actúa como uno de los mejores activos anti-edad. Ayuda a mantener la piel joven y tersa, retrasando los efectos del envejecimiento cutáneo. Además, favorece la regeneración de tejidos, incluidos los más dañados o agrietados», cuenta Laura Izquierdo, química, facialista y cofundadora de Izba Nature.

En definitiva, algo indispensable ahora durante los meses de invierno, que la piel sufre por las temperaturas extremas, secándose, cuarteándose y descamándose.




Fuente: Leer Artículo Completo

Noticias de estilo de vida