El corte de pelo bob que resta años lo tiene la Reina Letizia y es ideal para cambiar de look este verano

De todos los cortes tendencia que más se están pidiendo en las peluquerías esta temporada, tenemos un claro ganador, el corte de pelo bob. Porque es el que más rejuvenece, el favorito de las famosas para transformar su imagen (incluso el de la Reina Letizia) y el haircut de las posibilidades infinitas en cuanto a color, texturas y formas.

Se puede llevar en un cambio de look radical como Halle Berry a los 54, con flequillo rejuvenecedor como Penélope Cruz, en el cabello rizado como Emme, la hija de Jennifer López, o en una versión más clásica y luminosa que quita años a partir de los 40 y que ya llevó Letizia adelántandose a las tendencias capilares. Rescatamos este corte de pelo bob que resta años y que es la inspiración ideal para cambiar de look este verano y rejuvenecer al instante. ¡Dentro look!

Corto, sofisticado, rejuvenecedor, refrescante… ¿Algún beneficio más? Su fácil mantenimiento. «Los bobs no nos cansan porque nos aportan la frescura y simplicidad que necesitamos ahora mismo, con unos resultados espectaculares. Si lo cortamos muy corto, un bob francés o little bob, tendremos muchos meses de margen para volver a repasarlo, tanto con capas como sin. Los blunt bob o bobs enteros son perfectos con la raya en medio, pero si necesitas dirigir el volumen, lo recomendable es crear unas capas allá donde lo necesitemos para que el corte se vaya acomodando, siempre a nuestro favor, tal y como vaya creciendo», explica Charo García de Salón Ilitia.

Y así hizo Letizia. Con los meses pudimos ver cómo su bob recto se convirtió en un long bob super favorecedor que podía seguir peinandode la misma forma sin sorpresas y con los mismos beneficios. El único cambio que le vemos es que fue agregando más color con unas mechas babylights doradas muy sutiles para que su corte bob siguiera brillando tanto como al principio.

Un corte de pelo tendencia muy fácil de llevar, que quita años, estiliza y aporta mucha personalidad a cualquier rostro. ¡Qué más podemos pedir!

Fuente: Leer Artículo Completo