De enero a diciembre: las que mejor envejecen se harán estos retoques en 2020

Es oficial: hemos perdido el miedo al pinchazo. También el pudor. El objetivo no es nuevo (jóvenes eternamente, el mito con el que la humanidad lleva soñando desde que Cleopatra se bañaba en leche) pero sí las maneras de lograrlo y, más aún, el destape con el que vivimos hoy retoques, rellenos y operaciones estéticas. En 2020 tener un cirujano plástico de confianza está tan normalizado como contar con cualquier otro facultativo: cinco de cada 10 mujeres y dos de cada 10 hombres son usuarios actuales de este tipo de tratamientos en España, algo que se acentúa en el momento en que cumplimos los 26 años y por la influencia de las redes sociales. No es que nos miremos más al espejo, sino que dejamos muchos selfies para la posteridad.

Son datos de un nuevo estudio socioeconómico y de penetración del sector de la medicina estética en España elaborado por la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), que afirma que los más jóvenes lo hacen para ganar autoestima y mostrar la mejor versión de sí mismos, mientras que los segmentos más adultos lo hacen para reducir los signos del envejecimiento. ¿Los tratamientos estrella? Los rellenos dérmicos y las inyecciones de toxina botulínica.

El paso del tiempo es inexorable, pero no tanto su huella. “Siempre es mejor evitar o retrasar signos del envejecimiento que tener que tratarlos”, nos cuenta la Dra. Patricia Aguilar, cirujana plástica del Instituto de Cirugía Plástica de Bilbao (ICP Bilbao). Precisamente la idea del mantenimiento ha sido lo que ha inspirado a esta especialista a crear un calendario de tratamientos de un año que no es otra cosa que el cronograma de cuidados para cuidar la piel y tratar los signos del envejecimiento que siguen las que mejor envejecen. Prevenir siempre es mejor que tratar y además permite conseguir una belleza natural, acorde con la edad del paciente y un aspecto global más sano: “Lo ideal es combinar una buena rutina cosmética con ciertos tratamientos de medicina estética y, si es preciso, alguna intervención de cirugía. Si lo que se quiere es un resultado natural, no puede existir una cosa sin la otra y enero es un mes perfecto para empezar una pirámide de cuidados, desde las rutinas diarias a los tratamientos de mantenimiento cada tres meses o los protocolos cada seis meses”, explica la doctora. Entonces, ¿qué cremas, qué tratamientos y qué mantenimiento habría que hacer a lo largo de 2020 para envejecer mejor?

DE ENERO A DICIEMBRE: Prevención diaria, la base de la pirámide

PASO 1: LA LIMPIEZA.“Esto es esencial, jamás deberíamos saltarnos la base de la pirámide: una limpieza del rostro dos veces al día, por la mañana y por la noche, para retirar los restos de maquillaje”, insiste Aguilar.

PASO 2: QUÉ CREMAS UTILIZAR A DIARIO.¿Y qué hay del primer cosmético que aplicaría sobre la piel por la mañana una cirujano plástico? “Lo primero, Vitamina C, por su poder antioxidante”, aclara Aguilar. Nuestra piel está expuesta a muchos factores como el sol, el estrés, la falta de sueño o la contaminación que provocan la liberación de radicales libres que alteran la estructura de la piel. Esto favorece que salgan arrugas, que aparezca la flacidez, las manchas… lo que provoca un envejecimiento prematuro. Los antioxidantes son moléculas que contrarrestan la acción de estos radicales libres, evitando los efectos dañinos sobre la piel. “La vitamina C es un antioxidante muy potente. Debemos utilizarla todas las mañanas en nuestra rutina diaria, tras la limpieza y antes de la crema hidratante. Recomiendo productos de prescripciónón médica, me gustan especialmente los de la marca Zo Skin Health y Zo Medical, diseñada por un dermatólogo americano, el Dr. Obagi”, añade. Solo después, viene la crema hidratante.

PASO 3. EL FOTOPROTECTOR DIARIO.Si hay algo en lo que dermatólogos, maquilladores, médicos estéticos y farmacéuticos coinciden es en que el fotoprotector es el mejor tratamiento antiaging que existe. "El fotoprotector es innegociable. Nunca debe llevar menos de SPF50, lo debemos utilizar a diario y tiene que ser de amplio espectro", indica la doctora. "Me gusta especialmente FotoUltra Age Repair de Isdin, porque además aporta activos antiaging y antioxidantes".

PASO 4: POR LAS NOCHES, ANTIENVEJECIMIENTO.Aquellas que además buscan un efecto antienvejecimiento, deberían recordar este principio activo: el retinol, una forma de vitamina A. “De todos los retinoides, el retinol es el más utilizado: es muy eficaz y es el mejor tolerado. Si además de mantener queremos mejorar la piel, debemos estimularla y ponerla a trabajar: el retinol es el mejor transformador de la piel, ayuda a su reparación, estimula la producción de colágeno y ayuda a engrosar la piel fina y poco saludable mejorando su textura. Recomiendo comenzar a a usarlo de la mano de un médico que aconseje a cada paciente la concentración y el tipo más adecuado. Sin embargo, si alguien empieza por su cuenta y riesgo debería comenzar por usar concentraciones muy bajas”, dice la cirujana. “Se deben comenzar a usar muy poco a poco, por las noches, comenzando una vez por semana hasta tolerarlo; a partir de ahí iremos subiendo la concentración y el número de veces por semana, pero siempre es mejor hacerlo de la mano de un médico especialista”. 

Para redondear la rutina la Dra. Aguilar prescribe también factores de crecimiento, una combinación de retinol y antioxidantes que ayudan a la piel a sintetizar el colágeno y la elastina.

CADA CAMBIO DE ESTACIÓN: TRATAMIENTOS 1-3 MESES

Evidentemente, no es necesario que todas las personas suban toda la escalera de cuidados, pero la pirámide sí supone una guía bastante ajustada de cuidados para un resultado a largo plazo.

1. DERMAPEN, MICROPUNCIONES O MICRONEEDLING.Este tratamiento consiste en llevar ciertas sustancias hasta capas más profundas de la piel a las que no llega la cosmética, algo que resulta especialmente interesante a partir de los 35-40 años en el caso de combatir la flacidez. “Por un lado, Dermapen ayuda a mejorar la firmeza de la piel y estimula la producción de colágeno, pero también se puede usar con gran éxito para tratar cicatrices de acné o quemaduras, pequeñas arrugas, para eliminar manchas como el melasma e incluso en tratamientos de implante capilar”.

2. EXFOLIACIONES QUÍMICAS.El objetivo es producir una renovación de la piel que mejore las pequeñas arrugas y manchas, y cierre los poros. “En casa se pueden hacer peelings muy superficiales pero los realmente efectivos deben ir siempre de la mano de un profesional médico. Los dos primeros días posteriores a esta intervención apenas se nota nada, más allá de la aparición de ciertas rojeces. Es a partir del tercer día cuando se produce un pelado de la piel que suele durar hasta el día cinco”, apunta la Dra. Aguilar.

A post shared by Nieves Álvarez (@officialnievesa) on

DOS VECES AL AÑO: LA CUMBRE DE INTERVENCIONES, CADA 6-12 MESES

Son los llamados tratamientos de inversión y dependen de las necesidades de cada tipo de piel. Son cuatro principales:

1. ÁCIDO HIALURÓNICO.Este gran favorito de la industria de la belleza es una sustancia que se encuentra de forma natural en el cuerpo y a medida que pasa el tiempo su concentración va disminuyendo, haciendo que el proceso de envejecimiento se empiece a notar. “A nivel estético, presenta una cualidad muy destacable y es su capacidad para retener y atraer el agua. Por eso mejora la hidratación de la piel y aporta volumen y tersura”, explica la doctora. Eso sí, no es lo mismo el hialurónico que lleva una crema que el que se aplica mediante inyecciones. “El hialurónico reticulado se usa para tratamientos de relleno y sirve para reposicionar volúmenes faciales, para labios… sus efectos pueden durar entre 12 y 24 meses”, apunta. El hialurónico no reticulado es el que incorporan las cremas: “Actúa a nivel superficial, sin producir efecto volumen. Sirve para hidratar y dar elasticidad a la piel, es el que llevan los cosméticos. En crema es efectivo aunque siempre lo es más cuando se aplica mediante microagujas, en tratamientos de mesoterapia por ejemplo”, precisa. Sus efectos duran entre 6 y 12 meses.

2. LA HIDROXIAPATITA CÁLCICA.En EE.UU. se refieren a ella como* “el lifting líquido”. “Es un bioestimulador del colágeno destinado a redefinir el óvalo facial, tensar la piel y mejorar la flacidez. Se aplica través de inyecciones con forma de vectores”, nos cuenta la doctora.

3. ULTHERAPY.“Son ultrasonidos focalizados de alta intensidad que actúan en las capas más profundas de la piel y en el músculo que está por debajo de ella creando puntos de coagulación que provocan una malla tensora que combate el descolgamiento de la piel”. Entre sus adeptas están modelos como Nieves Álvarez o Eugenia Silva y, en opinión de Aguilar, esto es “porque hasta hace poco la única forma de tratar la flacidez facial era con un lifting quirúrgico, ahora con Ultherapy se pueden obtener muy buenos resultados sin tener que pasar por el quirófano… y lo que es más importante, nos ayuda a prevenir tanto la flacidez y como el descolgamiento facial. A partir de los 40 se es candidata a que la piel mejore con esta técnica, aunque antes también sirve como prevención”.

4. BÓTOX.La más famosa de todas las inyecciones también puede dar resultados de una belleza muy natural. “Es especialmente interesante para combatir las arrugas dinámicas, como prevención del envejecimiento, y también por sus efectos indirectos como levantar la cola de la ceja o reducir el aspecto de cansancio”, opina la cirujana.

Fuente: Leer Artículo Completo