De cómo no puede vivir sin los aceites esenciales a su truco para tener la piel iluminada y rejuvenecida: sabemos todos los secretos de belleza de Ana Milán

No solo fue la luz al final del túnel con sus directos en la cuarentena, (momentazos, repetimos: momentazos) si no que, sin pretenderlo (o a lo mejor sí, pero no lo veíamos venir) Ana Milán se ha convertido en algo así como una gurú beauty (con permiso de Vicky Martín Berrocal, claro está) en las redes sociales. Es como esa amiga que siempre tiene un consejo, una recomendación y una anécdota para alegrarte el día.

Su famoso moño ya ha hecho historia: todas somos Ana. Y su cambio de look con Olia de Garnier, en el que se ha pasado a un rubio canela que afina las facciones y resta años nos ha demostrado que no hay mejor decisión que teñirse en casa. Aunque haga falta algo de maña, no es misión imposible. Si te atreves a lanzarte, sabemos hasta el tono exacto que Ana ha elegido: Olia 7.13. Por si te entra el gusanillo…

¿Cuál ha sido el cambio de look más loco con el que te has lanzado (y del que más te arrepientes)?

Evidentemente no es este. Porque el cambio de look loco es aquel con el que te acabas mirando al espejo y dices, ¿QUÉ HE HECHO?El más desastroso fue cuando me puse como una especie de tinte rojo y el día que salía a la calle con él, llevaba un jersey verde y no necesité decrime a mí misma ‘estás loca’porque me lo dijeron la mirada de todas mis amigas cuando me presenté en la fiesta a la que iba a ir ese día. Creo que duró 48 horas, y demasiado fue…

(**Si quieres VER a la mismísima Ana contando este cambio de look tan desafortunado -de verdad, vale la pena- dale play al vídeo, querida lectora).

¿Flequillo sí o no? Y… ¿te lo cortarías tú en casa?

Flequillo sí, sin duda, me parecen maravillosos los flequillos. Llenan de estilo y además solucionan un montón de problemas de facciones. Y cortártelo en casa… NI DE BROMA.

¿Cuál es el sérum sin el que no puedes vivir?

Un sérum de noche…hay varios que me gustan. Pero sí, sería un sérum de noche la Dr. Barbara Sturm. Me encantan. Son magia.

¿Sin qué producto en tu neceser no puedes vivir?

No puedo vivir sin unos 324 productos en mi neceser. No puedo vivir sin una buena hidratante, no puedo vivir sin aceites esenciales, no puedo vivir sin brumas para refrescar la piel, sin hidratantes labiales… debo tener 150 repartidos por las casas, por los bolsos, POR TODO. Sin crema de manos… realmente me gusta mucho la cosmética y me parece un súper aliado.

¿Tus dos grandes hits cuando quieres despertar el rostro pero tienes prisa?

Podría sobrevivir con un pintalabios y una buena máscara de pestañas perfectamente. El pintalabios rojo, eso sí. Además debo tener como unos 70 pintalabios rojos en el cajón que distingo perfectamente . Y siempre con base azul, no me gustan nada los que tienen una base naranja, nada.

https://www.instagram.com/p/CJitrKEshMe/

Una publicación compartida de Ana MiLán (@byanamilan)

¿Los gestos beauty que haces antes de salir de casa siempre?

Hidratarme mucho la piel, ponerme factor de protección solar, me parece un imprescindible. Y fíjate, hay un truco de belleza que creo que hace muy poca gente y que para mí es fundamental y es ponerme protección solar en las manos. Las manos cuando envejecen, es como el cuello, no hay marcha atrás. ¡Ándate con ojo! Siempre cae una dosis en la palma de la mano antes de salir por la puerta.

¿Agua micelar o leche limpiadora?

Depende. El agua micelar me gusta para cuando no voy maquillada como limpieza pero después la retiro, la enjuago. Pero si llevo un maquillaje de estos de una jornada laboral eterna, elijo leche o cualquier otro productoo que de verdad se deshaga del maquillaje. Le presto mucha atención a la limpieza de la piel.

¿Colorete o polvos de sol?

Pues depende también de en qué momento, yo uso las dos cosas. Me parece que el polvo de sol enmarca la cara en el famoso 3 y que hay un punto en el pómulo que depente del día, un buen blush te levanta ahí una cosa como de rubor que así lo llamaban nuestras abuelas que queda ideal. Pero me parece que la combinación de los dos es una apuesta ganadora siempre.

¿Algún truco de belleza que hayas aprendido de tu madre?

Pues te confesaré que mi madre no se cuidaba absolutamnte nada y además hacía gala de ello y tenía una piel increíble. Yo supongo que he heredado una parte genética y creo que lo más importante que aprendí de mi madre justo por acción contrapuesta es a cuidarme mucho. Y a los 16 empecé a cuidarme. Recuerdo perfectamente que llegué a vivir a Barcelona y me compré mi primer contorno de ojos y mi madre me decía, “tú estás loca, ¿qué te vas a poner a los 30 contorno de ojos?” y sin embargo, a mí me parece que ha dado buen resultado empezar a cuidarme tan pronto. Pero todo lo que se refiere a cuidados de belleza lo he aprendido de mi hermana.

Entonces, ¿qué truco tiene tu hermana que siempre le has copiado?

Los aceite esenciales son… sin palabras. Los uso para todo: para el pelo, para la cara, para combinar con la crema… porque creo que uno de los grandes trucos de belleza que se pueden tener es conocer tu piel y tu pelo. Y saber que no siempre, da igual el tipo de piel que tengas, necesitas los mismos productos porque todo depende de cómo estés, si hace frío, calor, tu estado hormonal… Lo esencial es aprender a mirar tu piel y saber que está pidiendo.

¿Tu top 3 de aceites esenciales?

El aceite de hipérico me gusta mucho, es un regenerante celular muy potente. Me encanta el aceite esencial de jojoba y me chifla el aceite de germen de trigo para desmaquillarme los ojos a la vez que nutro la pestaña y el contorno de ojos.

Fuente: Leer Artículo Completo