Cómo llevar los labios rojos al estilo de las francesas

Si se trata de maquillar los labios rojos perfectos, podemos acudir a Internet y teclearlo en Google. El buscador nos arrojará numerosos resultados con post, artículos y tutoriales en vídeo de cómo conseguirlo. Pero, otra cosa es lograr llevar unos labios rojos con estilo, elegantes y que derrochen personalidad. De esto saben mucho las mujeres francesas. Con su look elegantemente desaliñado han convertido el labial rojo en ese pop de color que centra la atención justamente donde ellas quieren.

Y es que no es raro que las mujeres del país vecino usen este producto de maquillaje sin necesidad de complementarlo con nada más. Es decir, pueden salir a la calle perfectamente con el rostro prácticamente sin maquillar, un poco de máscara de pestañas y su labial rojo. Y es que para ellas el labial rojo es mucho más que un simple producto de maquillaje.

Ponerse una barra roja es un gesto de empoderamiento que les hace afrontar el día con una energía positiva. «Es muy sensual, es muy sexy, pero la forma en que lo usamos no pretende ser glamourosa, tiene que ver más con la idea de cabello desordenado, piel natural, con un atuendo de moda sin esfuerzo. Así que es un equilibrio de todo lo que realmente hace que los labios sean la estrella del espectáculo. Me fascina el lápiz labial rojo”, afirma Violette Serrat, la nueva directora creativa de maquillaje de Guerlain, para la edición británica de Glamour.

Y esto se demuestra a través del hecho de que para ellas es más habitual elegir el tono de rojo que se van a poner en función de su estado de ánimo, que en función de su outfit o de las características de color de su piel, su pelo y sus ojos, que es cómo dice la teoría que debe hacerse.

Y en cuanto a la forma de aplicar el color, hay algunas costumbres que se van pasando de madres a hijas y permanecen, más allá de las tendencias. Una de ellas es la aplicación del labial con efecto labio mordido. Se trata de aplicar un ligero toque de color con la yema de los dedos, para después difuminarlo y aplicar un toque de gloss sobre él, para dar uniformidad al color. La idea es replicar el efecto que queda en los labios cuando alguien te acaba de besar, o como si te los hubieras pellizcado.



En el lado opuesto se encuentra la tendencia de los labios muy definidos. Se trata de crear una boca amplia que capte toda la atención. Es sin duda una tendencia no apta para discretas, pero que se puede compensar dejando el resto del maquillaje en un discreto segundo plano. Para seguir esta tendencia, es recomendable poner en práctica la técnica del overlip. Esta consiste en perfilar los labios ligeramente por encima del contorno natural, puesto que el rojo, por su intensidad, tiende a crear la ilusión de unos labios más pequeños y esto es lo contrario a lo que pretendemos.




Fuente: Leer Artículo Completo