Cómo detectar si tu amigo te hace bullying

Has cambiado tus gustos, te gusta hacer planes diferentes a los de antes, te sientes despreciado cuando tomas cualquier decisión o tienes miedo a contar lo que has hecho por temor a la respuesta de alguno de tus amigos. Cuando en una relación de amistad se produce esta dependencia emocional significa que estás en una relación de amistad tóxica.

Si tu amigo se pone celoso cuando quedas con otras personas, si ejerce presión sobre tus decisiones o critica la mayor parte de tus comentarios, estás ante las pistas más evidentes de que esa relación que tenéis no es sana. El bullying también existe entre amigos. Y puede que ni siquiera la otra persona se dé cuenta de que lo está ejerciendo sobre ti.

Los verdaderos amigos te animan, te apoyan y te hacen sentirte bien por cómo eres. Entonces ¿por qué se produce esto? Las personas buscamos conformidad y, este tipo de personas, más aún. Intentan validar sus emociones haciéndote sentirte inferior y, en consecuencia, aumentan tu inseguridad.

¿Qué hacer cuándo te encuentras involucrado en esta relación tóxica? Nunca le des la razón cuando sientas que seas tú el que la tiene. Dedica tiempo a incrementar tu propia confianza y muéstrale tu talento. Intenta brillar por cuenta propia.

Si ves que no es suficiente o que no eres capaz de continuar en este estado, no ignores el acoso. Haz precisamente todo lo contrario: enfréntalo. ¿Cómo? Tendrás que dar un paso más y tratar la situación hablando con tu amigo. Explícale cómo te sientes, ejemplifica las situaciones para recordárselas y que sea consciente y dile que necesitas espacio. Las relaciones se basan en la confianza y en el apoyo moral y, al igual que en las relaciones de pareja, si no lo hay, entonces no es una verdadera amistad.




Fuente: Leer Artículo Completo