Zoë Kravitz se inspira en Audrey Hepburn en los Oscar

La alfombra roja de los Premios Oscar no defraudó. Fue un verdadero desfile de moda en el que las actrices apostaron por tendencias muy diversas y, sobre todo, derrocharon glamour en la noche más esperada de la industria cinematográfica. Pero lejos de cut outs, volúmenes extremos o estilismos de inspiración masculina, Zoë Kravitz decidió apostar por la elegancia clásica de uno de los iconos del cine, Audrey Hepburn.

Zoë Kravitz dejó de lado por una noche el estilo informal del que siempre hace gala y apostó por un look que era toda una oda a los estilismos más clásicos. La actriz se enfundó un diseño de Yves Saint Laurent en color rosa pastel con el que sorprendió nada más llegar a las inmediaciones del Dolby Theatre.

El diseño, largo y de escote palabra de honor, incorporaba como detalle más relevante un lazo en el escote. Un look que parecía sacado del armario de Audrey Hepburn, que a menudo apostaba por este tipo de escotes, dejando sus hombros al descubierto, una silueta que favorecía especialmente a la actriz de origen belga.


Pero las similitudes de Zoë con Audrey no se limitaron a la elección del vestuario. El look beauty de la actriz de Batman también recordaba mucho a la protagonista de Vacaciones en Roma. Kravitz recogió su pelo en un moño pulido y apostó por el flequillo lateral que Hepburn convirtió en su seña de identidad y que no ha dejado de copiarse desde entonces. Un peinado que dulcifica los rasgos y da un toque romántico a cualquier look.

La actriz californiana se decidió por un maquillaje en tonos suaves de la paleta de los marrones, con eyeliner para destacar la mirada y pómulos marcados con colorete en tono melocotón. Una forma de maquillar la mirada que también estaba entre las favoritas de Audrey.


Por supuesto no faltó el detalle de las joyas para terminar de hacer evidentes las comparaciones con Audrey, que siempre gustaba del estilo más minimalista a la hora de adornarse. Zoë escogió en esta ocasión un collar de diamantes pegado al cuello y unos pendientes de brillantes cortos, la combinación perfecta para acompañar sin restar protagonismo al espectacular diseño de Saint Laurent que vestía.

Un look sobresaliente que reafirma que la elegancia clásica y atemporal de la que hacía gala Audrey Hepburn no ha perdido ni un ápice de vigencia siete décadas después y Zoë Kravitz con su look se ha encargado de demostrarlo.



Fuente: Leer Artículo Completo