Todas las veces que los colaboradores de ‘Sálvame’ se han hecho retoques estéticos (contado por ellos mismos)

El pasado sábado Kiko Matamoros se convertía en ‘trending topic’. El colaborador de Telecinco se sentaba en el plató del ‘Deluxe’ poco después de haberse sometido a unos retoques realizados por quien ahora es su nuera, la doctora Carla Barber. Este se había inyectado ácido hialurónico, no le había dado tiempo ni a maquillarse y apareció en pantalla con la cara hinchada y las marcas de esos pinchazos a los ojos de todos.

A él le importaba poco o nada, pero para que las redes sociales se quedaron tranquilas, explicaba qué se había hecho. No era la primera vez. Kiko nunca ha esquivado las preguntas sobre las mejoras realizadas en su imagen. Incluso, llegó a ocupar su puesto de trabajo un par de días después de hacerse un liftong facial.

A raíz de ese revuelo que se generaba en Twitter, estos días sus compañeros de ‘Sálvame’ también han explicado las intervenciones que se han realizado en centros médico estéticos. Empezando por Alonso Caparrós, que este lunes reconocía que, en los últimos tiempos, no ha escatimado en retoques: “Yo me he hecho de todo últimamente. Me he hecho un total: bótox en la frente, pómulos, unos hilos…”.

Antonio David Flores, por el momento, tan solo se ha hecho un pequeño tratamiento, porque considera que, a su edad y tal y como está, tampoco necesita mucho más para verse bien cada mañana cuando se pone delante del espejo: “Yo me he puesto bótox en la frente, pero no me he hecho nada más, porque soy un chaval”.

Laura Fa explicaba que ella está operada del pecho, pero ofrecía la justificación pertinente de qué llevó a que se colocara en un quirófano para intervenirse en esa zona: “Cuando di a luz se me quedaron como dos pimientos colgando y me rellenaron lo que se quedó vacío”.

Más completo es lo que se ha realizado Chelo García Cortés: “Hace mucho tiempo me hice las bolsas, hace 30 años. Estando en Antena 3 me hice una especie de mini lifting facial. Como me operaron de un quiste, se me descolgaron todos los músculos y me hice una abdominoplastia. Y estando aquí, me voy poniendo cada dos meses factores de plasma para la piel”.

“Yo me pongo mi ácido hialurónico en la cara para darme luminosidad y vitaminas. Después me pongo por aquí unos puntitos para realzar mis labios, ácido también. Y baby bótox en la frente”, explicaba Anabel Pantoja, que ya en alguna ocasión ha manifestado que, con su cuerpo, hace lo que le da la gana.

Quien no estaba en plató era María Patiño, pero sus pasos por las manos de los profesionales de los retoques no son ningún secreto. El último que se realizó, hace unas semanas, fue un tratamiento para rejuvenecer las manos. Pero la presentadora, amén del bótox y el ácido hialurónico que parecen ‘must’ entre todos ellos, tiene la nariz retocada. Por centrarnos en una parte. Y un caso similar encontramos en Belén Esteban, que tampoco ha escondido nunca los retoques a los que se ha sometido.

¿Queda alguien que no se haya hecho nada? Sí, Lydia Lozano, pero porque reconoce que le da miedo. Si se atreviera… “Es que conozco gente que empezó muy pronto y ahora no reconozco las caras. A mí me da mucho miedo, pero gustaría hacerme un lifting cervical. Mis ojos y mi expresión de la boca no quiero que nadie me los toque ni quiero perderlos”.

Fuente: Leer Artículo Completo