Todas las incógnitas de la ruptura de Amanda Bynes tres semanas después de su compromiso: ¿montaje?, ¿juego?, ¿realidad?

Podemos comenzar aclarando que, todo lo que ha rodeado a Amanda Bynes y Paul Michael ha sido extraño. Aprovechando San Valentín, le presentaba ante sus seguidores. ¿Quién era ese hombre del que estaba enamorada? Ni más ni menos que su prometido. Sí, Amanda, que llevaba un tiempo sin dar titulares jugosos (pero que ha tenido su ración de escándalos relacionados con el alcohol y las drogas), no solo tenía pareja, sino que sus intenciones eran las de casarse.

Unas intenciones frágiles, porque ya no quieren casarse. Se tienen cariño, se respetan y todos los tópicos que uno quiera rescatar para ponerlos como etiquetas a granel, pero no hay boda. Una información que él parecía estar corroborando con unas escuetas declaraciones a ‘InTouch’ en las que se limitaba a decir: “Es mi mejor amiga”. Unas palabras que venían a tapar las especulaciones sobre un posible montaje. Ya sabéis: que hablen de mí… aunque sea mal.

Hasta aquí, todo bien. Sin embargo, la foto que colgaba en la madrugada española del lunes al martes, no hace sino sembrar el desconcierto. Bynes compartía en su cuenta de Instagram un ‘selfie’ con Paul y con un escueto “mi amor”, al que acompañaba de un corazón negro.

View this post on Instagram

My love 🖤

A post shared by Amanda Bynes (@amandabynesreal) on

¿Ataque de nostalgia? ¿Se lo han pensado mejor? ¿Son tan solo amigos como él ha remarcado? He aquí un buen puñado de incógnitas que no hacen sino hacernos pensar que están jugando con todos y que la verdadera relación entre ellos, solo se conoce de puertas para adentro de su casa (o de sus casas, que igual la separación física sí es real). La reacción de él, es un misterio para nosotras, puesto que tiene su cuenta de Instagram privada.

Lo que sí ha dejado más que claro el representante de Amanda es que la actriz está ‘limpia’. Vamos, que ya no precisa de ayuda de especialistas para hacer frente a las adicciones. Recordemos que, como consecuencia de las mismas, fue expulsada de un gimnasio por mal comportamiento y llegó a amenazar de muerte a sus padres. Ahí es nada…

Sin duda, una buena noticia la de su reconversión. Sobre todo, si finalmente decide llevar una vida ordenada al lado de alguien. Aunque, por el momento, la versión oficial es que han roto… O no. ¿Alguien entiende este juego en cuyas redes nos han hecho caer?

Fuente: Leer Artículo Completo