‘Sálvame’: Kiko Hernández aclara su ausencia del programa. ¿Ha tenido COVID-19?

  • ¿Bótox? ¿Ácido hialurónico? El colaborador de ‘Sálvame’ despeja todas las dudas de su nueva imagen.
  • El colaborador ha confesado la experiencia más dura que vivió por culpa de su fama.

    Kiko Hernández es uno de los colaboradores más queridos (y también odiados) de ‘Sálvame’. Por eso su ausencia en el programa no pasa desapercibida para la audiencia. El madrileño llevaba varios días alejado de la tele y eso provocó los rumores de que podría haberse contagiado de COVID-19. Y como a él le gustan las cosas claras, lo primero que ha hecho al regresar al plató ha sido aclarar si ha estado enfermo o no.

    Durante el primer tramo del programa, mientras Lydia Lozano ejercía de presentadora, Kiko ha interrumpido a su compañera para despejar cualquier duda sobre su estado de salud. “Por cierto no he venido estos días no porque he tenido COVID, ni haya tenido COVID-19, que he leído por ahí ‘Kiko ingresado, con COVID'”, ha aclarado el colaborador, que no ha querido dar más detalles de su ausencia.

    Aunque momentos antes Lydia le había presentado con un “Bienvenido, Kiko. Cómo se nota que has estado de vacaciones”. Y añadía: “Ha sido porque te ha apetecido cogerte unos días con tus hijas”. Kiko la cortaba rápidamente: “Bueno, por lo que sea”. Su compañera, insistía de nuevo y hacía hincapié el buen color que traía Kiko. “Traes un moreno…”, afirmaba Lydia, pero el colaborador, tenso con la situación explicaba que “el moreno es por los rayos uva. No soporto tomar el sol, así que rayos uva”.

    Kiko Hernández, problema de salud

    El colaborador no suele faltar a su puesto de trabajo y de ahí que saltasen todos los rumores. El pasado diciembre, Kiko llegó al plató de ‘Sálvame’ en sillas de ruedas porque sufría una fuerte lumbalgia y no podía ni caminar. De hecho, en directo, tuvo que ir a la enfermería para que le pusieran un calmante. Meses antes apareció en el programa con gafas de sol durante varios días porque le había salido un orzuelo.

    Pero esta vez parece que nada tiene que ver con su salud, Kiko quería pasar un tiempo con sus hijas, Abril y Jimena, de 4 años, y ha disfrutado este tiempo con ellas, sin querer dar más detalles de su vida.

    Fuente: Leer Artículo Completo