Simon Charles Dorante-Day, el hombre que afirma ser el hijo secreto de Camilla Parker Bowles y el príncipe Carlos de Inglaterra (y que espera heredar el trono inglés)

No hay capítulo de la última temporada de The Crown que no nos lo recuerde: Camilla Parker Bowles y el príncipe Carlos de Inglaterra eran amantes mucho antes de que Lady Di apareciera en sus vidas. Primero eran ambos solteros, luego ella estaba casada y él no, luego los dos estaban casados, después él se convirtió en viudo y ella en divorciada y, por fin, consiguieron estar oficialmente juntos a los sesenta años en una discreta boda celebrada en 2005. El amor más cansino de todos los tiempos triunfó y dejaron de ser vistos como los malvados amantes infieles. Pero en toda historia de pasión furtiva de tres décadas de recorrido hay flecos sueltos, y uno de esos flecos es Simon Charles Dorante-Day, un señor australiano que afirma que es el hijo secreto de los amantes y heredero legítimo del trono inglés (y para colmo es amigo de Robert Brown, el hombre que afirma ser el hijo secreto de la princesa Margarita).

Quién es Simon Charles Dorante-Day y cuál es la historia de su nacimiento

Simon Charles Dorante-Day ya ha cumplido los 53, pero desde hace décadas sostiene ante cualquier medio angloparlante que le quiera escuchar que es hijo de la pareja de amantes reales. De hecho, afirma que nació antes de que el príncipe Carlos de casara con Diana Spencer y cuando Camilla aún era soltera, a la sazón el príncipe tenía 17 años y Camilla 18.

El hombre afirma que nació en Inglaterra en 1966 y que Camilla Parker Bowles “desapareció” (qué casualidad) durante nueve meses en 1965. También explica que permaneció con su supuesta madre biológica unos meses antes de ser adoptado por la familia que le crió, una familia de confianza de la casa de los Windsor: sus abuelos adoptivos formaban parte del servicio de una de las propiedades de la reina Isabel II. Fue su propia abuela, Winifred, la que le desveló en su infancia que era el hijo secreto de Camilla y Carlos, y con esa versión de los hechos se ha quedado hasta ahora.

Hasta cuatro veces ha pedido a Buckingham muestras de adn real para poder demostrar al mundo su verdad y mientras se dedica a hacer montajes con fotos en Facebook (en la que se llama a sí mismo príncipe Simon) para que todo el mundo “compruebe” lo mucho que se parece a sus padres también ha ido subiendo el tono de sus argumentos con el paso de los años. Hace un par de años aseguró que la princesa Diana conocía su existencia y que la iba a revelar antes el mundo justo antes de morir en el accidente de coche de París.

2020 también fue un año movidito para el autoproclamado príncipe Simon: interpuso una demanda en el Tribunal Supremo australiano para pedir que se reconociera su derecho a la línea de sucesión al trono británico por delante del príncipe William (el tribunal se rió, pero ahí queda la demanda puesta). También asegura que el consejo de emergencia convocado por la reina para hablar del Megxit, en realidad, se celebró para hablar de él. A saber qué le tiene reservado la familia real británica para este año.

Fuente: Leer Artículo Completo