Sharon Stone: actriz muy famosa busca ligue en internet

A finales de 2019, varios usuarios de la aplicación de citas Bumble dieron la voz de alarma. Había alguien utilizando las fotos de Sharon Stone y haciéndose pasar por ella. Los responsables corrieron a bloquear la cuenta. La sorpresa llegó poco después, cuando la propia actriz, desde Twitter, escribió a la otra compañía. “Oye,Bumble, ¿ser yo es motivo de exclusión?”.

El error quedó subsanado de inmediato y ahora ha contado en el programa Entertainment Tonight qué tal la experiencia: “Va bien. Me divierto. He conocido a un par de personas encantadoras y he hecho un par de amigos. Busco a alguien que quiera tener una relación amorosa y empática”.

Además de una personalidad arrebatadora, un cociente intelectual de más de 150 y un físico espectacular a los 61 años, ¿con qué otras armas cuenta? Pues con consejeros sentimentales de la talla de Sarah Paulson, Elton John o su marido David Furnish, según ha explicado.

Eso sí, que nadie busque con ella una de esas relaciones de una noche tan típicas de las aplicaciones de citas. O, al menos, eso dijo en 2016: “no quiero tener sexo con un extraño. En estos momentos, obtengo más satisfacción física, espiritual y emocional de una sonrisa, una carcajada, una conversación o una mirada sexy”.

Quiso inyectarle bótox a su hijo porquele sudaban y olían los pies

Quizá los maduritos tampoco tengan muchas posibilidades, ya que sus últimas relaciones conocidas han sido todas con hombres más jóvenes, como el inversor inmobiliario Angelo Boffa, 18 años menor; el actor David Deluise, 13 años menos; o el modelo Martin Mica, quien batió el récord con una diferencia de edad de 24.

En el pasado la cosa fue muy distinta. Su segundo y último marido, por el momento, el periodista Phil Bronstein le sacaba a ella ocho años y la cosa terminó fatal. Ambos habían adoptado a Roan, que ahora ya tiene 20, y la batalla por la custodia fue tremenda.

La peor parte se la llevó ella. Perdió el caso y encima salieron a la luz algunos trapos sucios. Como que había querido inyectarle bótox en los pies a la pobre criatura porque le sudaban mucho y olían fatal. La actriz lo negó, pero ahí están las alegaciones de su ex ante el tribunal, quien también aseguró que Stone había “delegado el cuidado de su hijo en un grupo de niñeras a jornada completa”.

Según la jueza, la madre “sobrereaccionaba” ante las cuestiones relacionadas con la salud y el padre “podía aportarle un hogar más estable y seguro para las necesidades del niño”.

Más sencilla fue su ruptura con el productor William J. MacDonald. No llegaron a casarse, pero sí se comprometieron y, al terminar la relación, ella se limitó a devolverle el anillo por correo.

El mismo carácter demostró cuando vio por primera vez la famosa escena de ‘Instinto Básico’ en la que cruza y descruza las piernas, y durante unas décimas de segundo su intimidad queda al descubierto. Ni corta ni perezosa abofeteó al director. Aunque años después reconoció que ella también hubiera incluido esa toma.

Fuente: Leer Artículo Completo